¡Que se preparen las figuras, que viene Roca Rey!

Roca Rey directamente se ha embalado para ser figura y ahora mismo ya es el torero sensación. Si venía precedido de su impactante temporada americana con su incipiente bagaje de matador, Valencia y su tarde de Fallas ha puesto de acuerdo a todo el mundo en la primera eclosión de la temporada española. La que ha reflejado que estamos ante un diestro que, de ser respetado por los toros, puede ser la máxima figura de los próximos años. Porque trae frescura en un escalafón muy necesitado de aires nuevos.

Hay que esperarlo en las próximas ferias y, sobre todo, verlo con el toro de Madrid, el que de verdad lo va a calibrar. Frente al que se va a exponer su capacidad para dar el deseado vuelco a los carteles y que las empresas tengan que contactar antes que con nadie con este grupo de chavales nuevos que han llegado con tanta hambre y que lidera el propio Roca Rey, junto a López Simón –ojo esta tarde con el madrileño- y José Garrido, que también dio un aldabonazo en Valencia.

5910_puerta_grande_para_roda_rey__y_con_mucho_fundamento___spc_

Roca Rey es hoy el eje de todas las conversaciones taurinas y uno desea verlo con un toro más encastado para que saque ese arrebato que lleva dentro y abra el abanico de la emoción con su valor y dosis de torería. Y que no olvide tampoco que todos esos que hoy se desgarran la camisa alabándolo algún día cambiarán de bando en el momento que coincida la llegada de nuevos valores coincida con algún bajón suyo. Pero de momento tiene la llave, aunque urge verlo con un toro de más casta que el de ayer.

En ocasiones este Roca Rey recuerda, frente al toro, a aquel Manili que provocó un terremoto en la Tauromaquia con epicentro en el mismo San Isidro de 1988 tras impactar con un lote del Puerto de San Lorenzo, al que desorejó, al igual que ocurrió fechas más tarde con la ‘miurada’, que parecía un tráiler, en la que el público se emocionó con la fuerza de su temple y valor en una tarde de tanto impacto que Joaquín Vidal la reflejó en un título que hizo furor: ‘¡Qué viene Manili!’. Al igual que Vicente Zabala Pórtoles: ‘¡El tigre de Cantillana!’.

Más talludo y bastante más agraciado que aquel Manuel Ruiz ‘Manili’ es Roca Rey, pero con una entrega parecida e incluso también con buen toreo en el momento que hay que ponerlo en practica.

Y por último un detalles que no puede quedar en el tintero es que detrás de Roca Rey aparece el mejor preparador de toreros de los últimos años, por encima de Diego Robles. y ahora lo repite con Roca Rey, a quien de niño llevó a su casa de Sevilla para hacerlo figura del toreo. Y está en el camino de lograrlo.

1458275622_477727_1458292580_noticia_normal

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

Un comentario en “¡Que se preparen las figuras, que viene Roca Rey!

  1. ¿Qué figuras? Si las máximas figuras que son Ponce, JT, Morante y Juli ya tienen una media de 20 años de alternativa. Están ricos y tienen su carrera hecha. También podríamos meter aquí, a Manzanares y Castella con muchos años ya de carrera. Por lo tanto, si a alguien tiene que preocupar algo, será a los nuevos. Las figuras tienen ya el pajar techado y pagado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *