Las novilladas de Madrid y su verdad

Espolea al problema de las novilladas en Madrid a raíz de la multiplicación de percances en lo que llevamos de temporada. Y como siempre en las aguas revueltas del río de la Fiesta lanzan la caña los oportunistas encabezados por un habitual charlatán de feria para denunciar la situación, pero barriendo para casa al ocultar el motivo de real que ha desembocado en esa situación. La misma que tiene una base y la que ahora quieren aprovechar para lidiar en Madrid el novillito desmochado y sin trapío. Porque Madrid siempre tuvo una seriedad, la misma que le dio el prestigio del que aún sigue gozando.

Mientras el charlatán de Simón Casas no para de hablar en medio de su doble ambigüedad, en la que no busca otra cosa que trazar los planos del nuevo toreo –triunfalismo total, toros afeitados y la Fiesta del todo vale que él ha llevado a Nîmes…-. Realmente no es más que un vendehúmos y a la hora de la verdad, al exigirle responsabilidades, siempre pega la espantada. La dio en Taurodelta, en la FIT y en un montón de plazas en la que no se ajustó al pliego. Duele que hable quien tiene esa doble moral y ha dejado tantas víctimas en su gestión, quien no ha tenido escrúpulos con varios toreros que apoderó, a quienes les hizo las cuentas del Gran Capitán.

El problema de Madrid es culpa total y exclusiva del ‘sistema’ que únicamente busca el dinero fácil y no promueve las novilladas en las ferias de provincias. Porque hoy en la mayoría de los ciclos ya no se celebran novilladas y por tantos estamos dejando sin oportunidades a los toreros del mañana y cortando la raíz la Fiesta del futuro. Sin ir más lejos observen el caso de Valladolid, feria de la que ahora habla todo el mundo –al público lo han domesticado a su antojo amparados por una parte de la prensa que está al servicio del poder– y este año tampoco contará con un festejo menor –y no digamos ya de aprovechar el festejo benéfico para ser banderín de enganche en el abono, que es el colmo-. Por eso a los novilleros de Valladolid y la zona también les cierran el grifo.

La base de todo el mal es el ‘sistema’ actual que rige el toreo, que tiene la culpa de la situación en la que ha desembocado la Fiesta. Eso provoca que los novilleros, ante la falta de oportunidades, vayan a la desesperada a Madrid a jugárselo todo. Vayan en muchos casos sin el suficiente rodaje y sin la preparación necesaria para estar digno ante el novillo de Madrid, que tiene presencia y cuajo. Pero no olviden que es el del mismo trapío que en la época de Manolo Chopera, en la que triunfaron un montón de novilleros –recuerden ya al final los éxitos de Manolo Sánchez…-, al igual que los tiempos de Toresma, con los Hermanos Lozano, o los primeros años de Taurodelta. Esa es la realidad y no hay otra.

Porque el fondo de todo es la falta de oportunidades con la erradicación de las novilladas, razón por la que llegan los chicos a Madrid sin estar preparados y a jugársela a cara de perro. Así que no miren más allá y culpan a quien de verdad  provoca esta situación. Que Madrid es Madrid.

11602726w

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

3 comentarios en “Las novilladas de Madrid y su verdad

  1. Tienes más razón que un Santo. Pero no debemos olvidar que el «coro de grillos que canta a la luna» (algunos o bastantes periodistas) tiene tanta culpa como el francés. Lo de puntuar, el corte de orejas sinónimo de triunfo, el domesticar presidentes, los corralitos de toreros, son los que están matando la Fiesta.

  2. Tienes razón en muchas cosas, pero creo q hay q reconocer q el trapío de las novilladas de Madrid se ha disparado en los últimos años. Ahí están y podemos ver videos de novilladas de los primeros años 90, dónde el novillo de Madrid, dentro de la seriedad, tenía aún presencia de novillo y no el trapío exagerado de hoy en día. Si a eso le añades el poco bagaje de muchos de los novilleros q allí llegan pues …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *