Cataluña, ¿y ahora qué?

El Tribunal Constitucional ha dado luz verde para anular el veto que prohibía la celebración de festejos taurinos en Cataluña y fue firmado bajo el odio a España. Aunque en ese momento -julio de 2010- ya únicamente quedaba abierta la plaza Monumental de Barcelona como último reducto de la grandeza taurina alcanzada por Cataluña décadas antes. Hoy, esa noticia alimenta el sentimiento de los taurinos, pero dicha la verdad debe ser cogida con mesura, sin demasiado triunfalismo, porque el daño en aquella tierra está hecho. Y aunque no sea irreparable, si al menos costará un mundo volver a escuchar los timbales y clarines que anuncian la tarde de toros en territorio catalán.

No quiero ser agorero en este momento gracias a esa noticia tan buscada para esta Fiesta que, administrativamente, necesitaba sabores dulces. Porque aquí ha ganado la verdad, pero debemos ser cautos ante el futuro y tener asentados los pies en los suelos de la realidad. No podemos olvidar que recuperar la normalidad y abrir todos los domingos desde Resurrección hasta La Merced, ahora mismo, es imposible. Hoy es una utopía después que el nacionalismo y el movimiento antitaurino haya abonado el terreno para su interés y convencido a las nuevas generaciones para dar la espalda a la Fiesta; por otro lado la sabia y docta afición que hizo grande a Cataluña ya no existe, porque o ha muerto o ha desertado, aburrida después de soportar tantas humillaciones.

25025532-kp3f-620x349abc-home

José Tomás es el único torero que puede ayudar a recuperar la Monumental de Barcelona, aunque será una tarea difícil, porque le daño está hecho y enraizado.

Algo que veo posible es que Barcelona acoja algún acontecimiento extraordinario de máximo nivel. Eso creo que, conseguidos todos los permisos –y ver que la plaza está adaptada a los sistemas de seguridad exigidos hoy en la legislación europea- puedan celebrarse siempre con el nombre de José Tomás como bandera, que es quien tiene  tirón y realmente fue lo ocurrido en los últimos años de uso de La Monumental. Puede ser el paso, pero lo suyo sería también que hubiera otra actividad taurina, corrida o novillada, el día antes y con ello se pusiera a la venta una espacie de abono para las dos tardes y así, poco a poco, ganar en parte el terreno perdido. Pero en este aspecto hacen faltan empresarios con ideas, con ganas de hacer cosas y no pensar solamente en la taquilla. Porque la Fiesta debe buscar la innovación que trae la frescura y, de volver a abrirse la Monumental, ese sería el primer paso.

Aunque hoy lo más importante es esta victoria de la Democracia y la libertad frente a la dictadura del independentismo catalán que únicamente se inspira en el odio a España.

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

17 comentarios en “Cataluña, ¿y ahora qué?

  1. Que si Paco, que no será fácil confeccionar carteles de interés y mucho más difícil llenar la Plaza (quizá José Tomás lo conseguiría). Sin embargo, se trata de una victoria moral sobre los nuevos nazis que pretenden utilizar la falsa soberanía emanada de una interpretación torticera de las urnas para imponer su caprichosa forma de manipular la democracia. Gran día para la Fiesta.

  2. Yo también albergo serias dudas. “Estos ” ya han dado pruebas de que se pasan por el forro las sentencias de los Tribunales de “Estado Opresor “.
    Y lo malo es que tienen el apoyo de gran parte de la sociedad catalana ……si no , no estarían en el poder.

  3. Yo lo llevo defendiendo desde el primer día, Cataluña? No tiene competencias para prohibir los toros en Cataluña, es competencia del parlamento español, y la constitución lo dice muy claro, los toros y la tauromaquia, ? Es patrimonio cultural de España y los españoles, y la tauromaquia? No es discutible

  4. Dudas? Un empresario con dos cojones , habré las puertas mañana, a buena hora yo soy empresario de Barcelona y ami me iban a prohibir dar toros en territorio español, ni arturito mas? Ni el peudemon, y menos la colau, vamos políticos de chiste

  5. Es amarga la decision; como bien dices paisano, sabrán cerrar esa puerta….No la grande, si no la del aficionado. A pesar de todo, hoy es un día feliz para quienes amamos esto. Y por cierto mis felicitaciones por tus magníficos trabajos; es un orgullo ser paisano tuyo…un abrazo amigo!!!

  6. Señor Cañamero. Soy emigrante granadino en Barcelona y he ido muchas veces a la Monumental, lo calca usted al decir que nos hecharon, fue verdad y cada vez eran más los precios de las entradas asta que nos hartamos y deje de ir a la plaza. A ver si ahora hace las cosas bien pero lo veo difícil aquí ya casi no se habla de toros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *