Un hombre que hizo gala de la simpatía

 

screenshot_2016-10-25-15-34-02

Javi ‘Charrete’ –Francisco Javier Vicente Sánchez- regresó esta mañana de otoño a su querido pueblo de La Fuente de San Esteban, para recibir sus cenizas el descanso eterno, al lado de los suyos.

Charro de pro, poco antes del funeral se le recordaba con añoranza en el ambiente de tristeza que rodea la muerte de una persona joven y tan entusiasta que apenas rebasaba el medio siglo y tenía tantas metas por cumplir escritas en la particular hoja de ruta de su vida. Desconsolados familiares recibían el pésame de amigos que desempolvaban a la puerta de la iglesia vivencias de su infancia y juventud. De aquel rubiales tan menudo y portentoso en los estudios que, ya desde niño, destacaba en las clases de don Gregorio y de don Pepe López. De quien era un rápido extremo jugando al futbol y, con su menguada figura, se escurría entre los rivales en regates imposibles. De un muchacho simpático, siempre positivo, que era la alegría de cualquier encuentro de amigos. Con un chiste nuevo en su repertorio para hacer reír a quien lo acompañaba de su interminable filón. Y con una capacidad innata para imitar a las estrellas de la época.

Como aquel año en Corpus -seguro que alguna de las pocas tardes que pudo acudir al coincidir las fiestas con los exámenes finales- y enseguida se pertrechó de unos cascos y un micrófono para ponerse a retransmitir la capea con la voz de José María García, que la imitaba a la perfección y los amigos, literalmente, se escojonaban con su ocurrencia.

Después un buen día, al finalizar los estudios y con un brillante expediente académico en la manos se marchó a Barcelona, la tierra donde su hermano Ángel Vicente –también profesional del Derecho- llegó años antes y se hizo con un nombre de postín tras desempeñar importantísimos cargos en el mundo de prisiones, siempre con la puerta abierta para tender una ayuda a quien se lo pidió. Porque esta familia, que llevaba a gala ser conocida por los ‘Charretes’, es gente de bien y con la generosidad por bandera.

A partir de entonces, Javi ‘Charrete’ volvió menos al pueblo, aunque siempre lo llevaba en el corazón y a través de las redes sociales estaba pendiente de todo lo que ocurría, además de los amigos con los que mantenía contacto para estar informado. Con uno de ellos, Paquito Canela, no faltaba la visita a su kiosco en las ocasiones que se encontraba en Salamanca y, entonces, Javi se transformaba para ser otra vez aquel muchacho inquieto que corría por las calles de La Fuente con un nuevo chite para alegrar a sus amigos.

Fiel a las tradiciones con las que se familiarizó desde infancia mantuvo su pasión por la Unión Deportiva Salamanca –hasta el día que las lamas gestiones mataron al club- y también por la Tauromaquia, arte que le entusiasmó. Y más que nadie el torero Julio Robles, de quien fue seguidor, al igual que también lo es su hermano Ángel ‘Charrete’, una institución.

Envueltos en tantos recuerdos esta mañana dijimos adiós al querido Javi antes de que sus cenizas reposen para siempre al lado de sus padres y resto de familiares en ese pueblo del que presumía y del que un día voló para comerse el mundo, soñando cada noche con volver.

 

578074_463933070346538_1994895535_n-1

Formación futbolista de un equipo de La Fuente en los primeros años de la década de los 80. Javi ‘Charrete’ es el primero de la parte inferior por la izquierda (la parte inferior la forman Juan Domingo, Alemán, Isidro, Juan Carlos y Javi).

 

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

22 comentarios en “Un hombre que hizo gala de la simpatía

  1. Mi querido amigo paco,una grande persona y un hombre que utiliza bien la lengua de Cervantes con una manera clara y sin pelos el laboca .yà tengo ganas de leher su ultima obra futbolistica
    Fuertesimo abrazo y asta pronto.

  2. Mi pésame para la familia, es especial para Angel, compañero de Instituto, y con el que después de varios años, coincidimos muchas tardes en La Monumental de Barcelona.

    1. Hola Juanjo , tambien he compartido alguna tarde de toros contigo, con Angel y con mi hermano Carlos Sardiña,aunque creo que coincidio que estabas de presidente.

  3. Este escrito plasma a la perfección quien era Javi para nosotros. Puedo asegurar que hoy pasé unos de los momentos más duros que he pasado núnca en la iglesia de La Fuente escuchando las palabras que le han dedicado sus hijos al final de la homilía. Después vuelvo a emocionarme leyendo este escrito que tan bien defíne lo que fue. Muy triste he vuelto a casa después de compartir este amargo momento con gente tan humana como Antonio Juan, Juan Carlos Calada, Alemán, Juan Domingo, Jose Mari Chichias, Julio Rodilla y el própio autor de este escrito, Paco Cañamero, qué tan buenos amigos suyos eran. Hay que seguir adelante como a él le gustaría y muy bien han dicho sus hijos. D.E.P.

  4. Siento mucho no haber podido acompañar a la familia yo lo que más recuerdo eran las partidas de mus en mi bar y como compañero Ramón pallares. La risa estaba asegurada….

  5. Allá dónde estuvo se le quiso.Aquí en Barcelona hizo peña entre los colegas de profesión, entre los padres del Colegio Claret en que estudian sus hijos y en los equipos de baloncesto donde juegan Marina y Javi. Maestro de la palabra justa y precisa y del chascarrillo inteligente, que despejaba de inmediato las nubes que podían oscurecer tu mente, los momentos vividos a su lado los guardaré, los guardaremos muchos, como un verdadero tesoro y su pérdida como una de las cicatrices más visibles que nos dejará la vida.

  6. Allá dónde estuvo se le quiso.Aquí en Barcelona hizo peña entre los colegas de profesión, entre los padres del Colegio Claret en que estudian sus hijos y en los equipos de baloncesto donde juegan Marina y Javi. Maestro de la palabra justa y precisa y del chascarrillo inteligente, que despejaba de inmediato las nubes que podían oscurecer tu mente, los momentos vividos a su lado los guardaré, los guardaremos muchos, como un verdadero tesoro y su pérdida como una de las cicatrices más visibles que nos dejará la vida.

  7. Cuesta mucho expresar con palabras lo que sentimos estos dias la familia, los amigos, compañeros y cualquiera que haya tenido el privilegio de conocer a Javier. Solo su recuerdo reconforta, su generosidad, su humor inteligente, su capacidad de dialogo, su honestidad, ese alma torera y . y su simpatia ha dejado huella alla donde estuviera. Por suerte, el sigue viviendo en Encarna, su eterna compañera y amante, en sus hijos maravillosos que son y seran su mejor aportacion a este mundo que hoy nos resulta incomprensible. El inmenso cariño que estamos recibiendo estos dias alivia nuestro dolor, y sabemos que su sonrisa vivira para siempre en nuestro corazon. GRACIAS. Hoy Javier, va por ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *