Un aguijón de ingratitud

No hay nada más humillante que buscar protagonismo con el interés de la gente necesitada al rechazar la solidaridad. ¡Qué miserables son las sucias manos que gobiernan Cáritas Salamanca! Nada tiene que ver la grandeza de la institución con esos populistas que la mangonean buscando brindis al sol. A Cáritas siempre la defenderé por la histórica labor realizada para ayudar a los desfavorecidos, pero jamás a quien ahora la desprestigian en Salamanca y han ensuciado su nombre al renegar de una ayuda procedente de la Juventud Taurina charra, volcada para tratar que sus protegidos tengan un poco más de calor en el invierno. ¡Qué pena de los necesitados en la actual Cáritas!

Conozco a Juventud Taurina de Salamanca -JTS- desde que era un solamente el interesante proyecto de unos inquietos chavales y no puedo más que descubrirme ante ellos. JTS es, ahora mismo, la organización taurina más activa de la tierra en el fomento de la Fiesta; no es una peña de esas que se crean alrededor de un torero y lo babosean mientras dura el esplendor, como ha habido tantas; porque generalmente las peñas se crean a luz de los éxitos y mueren al acabar estos. Sin embargo, JTS vela por tener viva la llama de la Tauromaquia durante todo el año apoyando numerosas iniciativas para dar auge al mundo del toro de la mano del montón de muchachos que forman parte de ella.

caritas-responsable-belen-u101082391031ld-620x349abc

Belén Santamaría, la ingrata responsable que ensucia el nombre de Caritas en Salamanca.

Los conozco y he hablado mucho con ellos. De la mano de Gonzalo Sánchez García, el presidente y de Rubén Gudino, ambos de trato muy cercano con amenidad e infinidad de ideas, apoyé su nacimiento y aplaudo todo lo que han sacado adelante. Y como es gente de buen corazón este año lanzaron una campaña de bolígrafos con su logo para ayudar a Cáritas, sin ningún interés más que el bien del necesitado y se han encontrado con una bofetada traidora de quienes están a punto de tirar al retrete de la suciedad a una institución que, históricamente, ha hecho tanto bien. Que malo es el ‘alzheimer’ de quien hunden a Cáritas y no recuerdan el beneficio como han hecho las gentes del toro a los necesitados, jugándose la vida por ellos. Desde cientos de festivales programados a beneficio de Cruz Roja, de la misma Cáritas o cuando ha llegado la tragedia en forma de inundaciones, terremotos, volcanes… donde siempre han estado, antes que nadie, las gentes del toro para ayudas a quien lo necesitan.

Por eso es injusto lo sucio que han jugado con estas chavales de JTS que tienen las manos limpias y el corazón inmenso para hacer el bien. No hay palabras para despreciar a la ingrata cúpula que mancha el nombre de Cáritas, ni elogios para engrandecer a JTS, a cuyos pies arrojo mi gorrilla charra en señal de orgullo y gratitud.

 

img_444402              Siempre se apoyará la desinteresada labor de los chavales de Juventud Taurina.

 

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

11 comentarios en “Un aguijón de ingratitud

  1. Caritas lo que no ha querido hacer es participar en la campaña para vender bolígrafos de los que la Asociación se queda un 50% para ellos. En ningún caso han rechazado una donación. Creo que se han equivocado los de la Juventud Taurina. Deberían hacer su campaña y lo que consideren oportuno lo donan. Posiblemente no le hubiese faltado una foto en la entrega. El revuelo mediático que han montado queriendo o sin querer les hace mas daño que beneficio, a ellos y a la Fiesta. Y de rebote, a Caritas.

    En fin, penoso y lamentable como han llevado este tema. Y de acuerdo totalmente con el comunicado de Caritas que adjunto.

    «En relación con la nota de prensa hecha pública ayer por esta Cáritas 10/11/2016 – Lamentamos el malestar generado y pedimos perdón a todos los que se han sentido ofendidos por su contenido. – En relación con dicha nota debemos aclarar que:

    Cáritas Diocesana de Salamanca no ha rechazado ningún donativo, ha declinado colaborar en una campaña que nos proponían desde la agrupación «Juventudes taurinas de Salamanca», de venta de bolígrafos en algunos establecimientos de la ciudad.
    En otros momentos Cáritas ha mantenido colaboraciones con el ámbito de la lidia. Al mismo tiempo reiteramos nuestro respeto tanto a las organizaciones de defensa de los animales, como a los empresarios, profesionales y familias que se dedican a actividades relacionadas con el mundo taurino».

    1. Se dona el 50% de lo recaudado porque los bolígrafos cuestan dinero y habrá que pagarlos…
      Que otras veces se ha colaborado con la «lidia»???? Suena todo tan raro, tan a falta de conocimiento…tan ridículo.
      Lo molesto no es rechazar una colaboración, allá ustedes, lo molesto son las formas y los argumentos a todas luces innecesarios pero ofensivos de la peor forma: decir sin decir, dar palos simulando una neutralidad sobre la que nadie ha preguntado.
      Las formas muchas veces son tanto o más importantes que el fondo. En Salamanca mientras no haya una rectificación clara y se aprecie espíritu de enmienda creo que muchos no miraremos a Caritas de la misma forma que lo hacíamos.
      Caritas en manos de Podemitas!!!

  2. Efectivamente, personas q ensucian el nombre de caritas. Caritas es más q eso, personas así no la deben representar, individu@s q se dan el lujo de rechazar una ayuda para quien de verdad la necesita, como se nota q ellos no se encuentran en su situación!

  3. Contigo, Paco, con la Juventud Taurina de Salamanca y con todos los que practiquen de la solidaridad. En contra de los que van de progres, de los acomplejados, de los que ponen por delante lo que ellos consideran políticamente correcto de la propia necesidad. Ellos solo se califican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *