Álvaro de Arriba, un bronce con sabor a oro

Álvaro de Arriba acaba de volar sobre el tartán de Belgrado para escribir su nombre con letras de leyenda. Con la inmensa felicidad de verlo coronarse y alcanzar el bronce, grandioso para quien está llamado en breve tiempo a ser una referencia universal en 800 metros.

ada0001

Esta tarde dominguera, entoldado y que ya abre el portón de la cercana primavera, en medio del esplendor del almendro en flor, Salamanca ha vuelto a la pomada del atletismo. Ha recuperado su histórico prestigio gracias a este muchacho de La Fuente de San Esteban/La Sagrada que ya es un símbolo de la tierra. Un icono, como las viejas encinas que clavan sus raíces en el fondo de los siglos.

Media provincia se ha parapetado delante de las televisiones para sentir el orgullo de este paisano que en cada zancada tenía detrás el aliento de miles de seguidores. Porque esta tarde en el Europea de Posta Cubierta ha sembrado una encina en Belgrado que ha traído sus frutos tras el esfuerzo y la dedicación de un muchacho ejemplar. Y en ese momento que coronaba la meta en La Fuente, La Sagrada, Sancti Spíritus, la propia capital y todos los pueblos de Salamanca… eran una fiesta para celebrar un triunfo que es el valor de la charrería. El triunfo de un chaval que ya es orgullo universal y este domingo nos ha hecho emocionar con sus zancadas, sintiendo en su cogote el aliento de toda Salamanca.

¡Enhorabuena Álvaro!

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

2 comentarios en “Álvaro de Arriba, un bronce con sabor a oro

  1. Paco, transmite mi felicitación a Alvaro por su extraordinaria carrera. Le deseo lo mejor para su futuro. Saludos Vicente del Bosque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *