Flores Blázquez, ¡torerazo y señor!

Este Domingo de Ramos quiero descubrirme ante una de las mejores persona que conocí. Ante un torerazo que esta fecha tan señalada celebra sus 50 años de matador de toros. Ante el gran Flores Blázquez en una fecha tan especial de su vida y de su carrera. Medio siglo, que se dice pronto, desde que este mozo de La Nava de Sotrobal llegó a Toledo para hacerse matador con una corrida de Garzón y recibirla de manos de su paisano El Viti y El Cordobés de testigo.

Fue una tarde de éxito que provocó un desplazamiento masivo de charros hasta la Ciudad Imperial para ser testigos del paso adelante de este paisano que arrasó de novillero. El que venía precedido del triunfo en todas las tardes y en su querida tierra fue un auténtico ídolo tras brillar por encima de toreros que después fueron figuras, como Palomo o Paquirri, junto a las inolvidables tardes con  Tinín, El Inclusero… ilustres compañeros de generación. Porque Flores Blázquez maravilló en el escalafón inferior como muy pocos los han conseguido.

Aquel nueve de abril de 1967 Salamanca tomó Toledo para aplaudir a este paisano y además continuar disfrutando de la grandeza de Santiago Martín ‘El Viti’. Hoy ya inmersos en este momento tan especial vayan estas líneas telegráficas de recuerdo a un torerazo y sobre todo a un gran amigo. A quien nació para hacer el bien dignificando siempre el toreo.

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

Un comentario en “Flores Blázquez, ¡torerazo y señor!

  1. Florencia blanqueo moro pedazo de torero persona y cazador demostró más conocimientos en la escuela de tauromaquia q el mismísimo cosio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *