85 años de señorío y toros

El torero Andrés Vázquez celebró el pasado día de Santiago su ochenta y cinco aniversario. Ochenta y cinco soles de julio para un hombre que hace muchos años quedó herrado con la distinción de maestro y para quien conserva la elegancia interior que hace ya casi seis décadas lo auparon a ser torero de postín

Lo celebró a lo grande en su querido Villalpando y hasta allí llegaron un montón de ‘andresvazquistas’ de siempre –Manolo Lozano, Mariano ‘el dentista’, el catedrático sueco Christer Oleby, el diplomático Antonio Noriega, el escritor Felipe Garrigues…, amigos y paisanos, desde Luis Miguel Villalpando, el empresario Avelino Martínez, el torero Alberto Durán, el gran pintor Antonio Pedrero, Toranzo, su sobrino Antonio Mazariegos, el letrado Antonio del Castillo, el hostelero Quique Blanco, el inmobiliario Fernando Gil, el novillero Luna… profesionales del toro representadoks por Carlos Aragón Cancela –de quien el homenajeado fue apoderado-, Israel Lancho, Luis Miguel Calvo, Alipio Pérez-Tabernero, Julio Norte, César Manrique, el cantaor Moisés de La Alhambra, el cineasta Juan Figueroa, el periodista Miguel Redondo y un montón de personajes más para acompañar a un torero de leyenda. A un hombre de bien y a quien hizo de la generosidad la bandera de su vida.

Andrés, acicalado y hecho un pincel, llegó puntual al lugar de la celebración, la nueva terraza de verano que ha montado su sobrina Femi, dueña del Mesón El Toreo y que es una preciosidad. En el espacio, decorado con grandes fotografías del maestro, lo esperaban sus amigos quienes lo recibieron con una larga ovación antes de cantarle el cumpleaños feliz. Después la gente departió en grupos e improvisó tertulias donde no se dejaba de hablar de toros, mientras Andrés Vázquez departía con unos y con otros, siempre con su bonhomía.

Fue un cumpleaños a la altura del personaje, quien no pudo evitar la emoción al recordar a tantos amigos que ya no están, entre ellos Gregorio Sánchez, su padrino de alternativa, referencia, compañero y gran amigo que recientemente emprendió el camino de la eternidad. Además de Andrés Vázquez, torero inspirado en Belmonte, Domingo Ortega y Antonio Bienvenida, junto a su declarada admiración por Santiago Martín ‘El Viti’, también hubo bonitas palabras a cargo de varios asistentes, en todas ellas para alabar la talla artística y humana del protagonista. De un hombre generoso que siempre tuvo abiertas de par en par las puertas de su casa para ayudar a cuantos profesionales le pidieron consejo. A quienes agasajaba con esa esplendidez tan suya y sirve como ejemplo que hace unos años José María Manzanares lo distinguió con un brindis y el maestro para honrar tal honor invitó al alicantino a comer a Villalpando y allí, el día de la cita, le regaló su fundón con las espadas de matar. Poco después, Manzanares, no quiso torear el festival programado hace cinco años en Zamora donde Andrés Vázquez mató su último toro de su ganadería predilecta para cerrar la gloriosa página protagonizada con la leyenda de Victorino Martín.

Ahora queda el reconocimiento que se merece en Villalpando –escultura, nombramiento de hijo predilecto y espacio público con su nombre-, después que el actual alcalde –junto a otras zancadillas locales- le ha negado de manera zafia la grandeza que se supo ganar quien fue el gran embajador de ese localidad de la Tierra de Campos. Quien ha sido ‘el torero de Villalpando’ por todo el mundo.

COLETILLA FINAL: Al rememorar al maestro Andrés Vázquez alzo mi bandera para reivindicar la figura de Jaime Rubio Martínez. Jaime creció en su Villalpando natal admirando a Andrés Vázquez, a quien un buen día comenzó a acercarse para prender una entrañable vinculación donde hasta ha tenido el honor de ser su mozo de espadas en las últimas tardes que salió a las plazas el grandioso torero. Hoy Jaime es el secretario, chófer, persona de confianza, amigo, confidente, consejero… Lo es todo para Andrés, de quien está pendiente a lo largo del día. Jaime es una de las personas más honestas y honradas que habitan entre las gente del toro, excelente en su humanidad y hombre de bien que llama las cosas por su nombre. Persona sin dobleces y amigo de su amigos que hoy vela por el bien del querido maestro de Villalpando. Me descubro ante él.

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

28 comentarios en “85 años de señorío y toros

  1. Enhorabuena y gracias a la vez por este magnífico artículo salido de esa gran pluma. Le pude saludar Paco el domingo después de felicitar al Maestro y en aquel grupo dije: Ahora va a ser. Tiene que ser y será. Ese día será otra fiesta. Un saludo.

  2. Felicidades, Andrés / torero de Villalpando / pueblo que te vio nacer / y que diste a conocer / por toda España torera / desde cuando El Nono eras / hasta el Maestro Andrés. Larga vida torero.

  3. Feliz cumpleaños al maestro Andrés Vázquez! Se le ve bien, entrenando un poco está para que le echen los adolfos del otro día de Ponce en Teruel

  4. Cañamero.como dice el refran a qui

    Como dice el refran castellano. Cañamero a quien a buen arbol se arrima … joe con el maestro de Villalpando ahí es na. Que pedazo torero y que gran persona solidaria. Mazariegos Vazquez. un saludo compañero. Desde la Sagra Toledana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *