Unos carteles de Carnaval para llorar

Andaba uno forastero, razón por la cual hasta este mediodía no tuvo conocimiento de los carteles de Ciudad Rodrigo. De los dos destacados acontecimientos taurinos del Carnaval del Toro, para el que faltan tan pocas fechas que deshojar en el calendario. La verdad que uno ya casi no presta atención a los rumores de las semanas previas, con el baile de nombres –muchas veces bajo el interés interesado de quien lo escribe- y prefirió esperar a ver los oficiales. Y hete que ya están aquí y uno no acababa de dar crédito. Por encima la novillada del martes, hasta pensaba que veía visiones, con un cartel que pide el pañuelo verde para ser devuelto a los corrales de los despropósitos.

Desconozco quién y cómo ha organizado los festejos del Carnaval de Ciudad Rodrigo. Pero salta de ojo que está confeccionado al calor interés para buscar algún beneficio propio u debido a una ignorancia supina del asunto taurino y desconocer la realidad; también el gusto y exigencia de la gente que deben tener esos festejos. Porque al del martes le han dado categoría de cloaca. Y hasta saldrá en las coplas de la rondalla III Columnas

En el del sábado falta Alejandro Marcos, el nuevo torero de la zona y con infinidad de alicientes y seguidores. Ni tan siquiera escuchó a Juan José, el apoderado de Marcos, el concejal encargado de ‘desaguisados’ carnavaleros en las numerosas ocasiones que acudió para hablar con él e intentar buscar un sitio en el cartel. Por otro lado aquí se debe hacer una puntualización. Y es que en ese festival debe torear siempre el triunfador del Bolsín y tener el muchacho un gran aliciente y un premio de verdad. En muchas ocasiones se hizo y debería ser habitual, porque ese debería ser el gran premio para quien se alce con el certamen.

 

Sin embargo lo espinoso llega el martes en una novillada huele a interés particular o a ignorancia de quien le dio luz verde. Y ambos casos es gravísimo, porque la Fiesta no está para que sigan en ellos quienes la mangonean para su interés, ni tampoco para que llegue un político y, desde su ignorancia, vaya de taurino y el resultado que al final cause este bochorno. Ciudad Rodrigo, que es capital de una amplia zona de la provincia, en la novillada del martes debería haber apostado por chicos de la zona. Está claro que debe esta Pérez Pinto, de la pedanía mirobrigense de Águeda, y los otros tres puestos deben ser para David Salvador –otra injusticia se comete contra este chaval que atesora el mejor toreo-, o incluso Alejandro Mora, hecho en esta tierra y que en unos días debuta con picadores. O acartelar a Manuel Diosleguarde, de máxima actualidad y que esa tarde fuera su debut, añadiendo otro aliciente al festejo.

Y es que ni adrede se puede hacer peor, ni con tanta facilidad pueden echarse encima a la gente y a quien es aficionado al toreo. Porque la novillada del martes ni queriendo hacer las cosas mal se hacen así.

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

7 comentarios en “Unos carteles de Carnaval para llorar

  1. Buenas Paco!

    Ante tal desaguisado hay que añadir la entrada en el cartel de la novillada picada a la ganadería de Gómez de Morales, que bien es sabido por todos -y seguro que usted sabe más que nosotros- que da portazos en la cara a los jóvenes novilleros que van de tapias a sus tentaderos.

    -Solo queremos figuras, -afirman-.

    Y que entren en el Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo, es decir, en la feria del maletilla…

  2. Toñete el año pasado toreó, practicamente donde quiso:Ora en Bilbao, ora en Zaragoza, ora en Fontiveros -mi pueblo-… la sombra de su todopoderoso papá es alargada. En fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *