Andrés Vázquez: honores para un maestro

Por fin Villalpando ya va a reconocer al maestro Andrés Vázquez con la distinción de hijo predilecto. La que se supo ganar con tanto arte y sangre por los ruedos del mundo el famoso torero de Villalpando, quien tanta gloria dio a ese pueblo para convertirse en su embajador. Tarde, pero lo harán y ya no vamos a revolver en quien puso tantas trabas y zancadillas, porque al final las aguas siempre vuelven a su cace para recuperar la normalidad.

Me alegra enormemente este nombramiento surgido de los concejales del PSOE de la localidad zamorana, porque ellos tuvieron sensibilidad con este enorme personaje que fue tan destacado torero en las pasadas décadas de los sesenta y setenta. El mismo que, además, le tocase sacar cabeza al lado de una de las mejores épocas del torero, con tanto nombre de lujo, hasta rendir en tantas ocasiones la cátedra madrileña. O el resto de las plazas, donde se ganó todos los honores este maestro. El que siempre llevó a su querido pueblo tan en el corazón que, incluso, más allá del ámbito taurino cuando surgía el nombre de Villalpando enseguida surgía “el pueblo del torero Andrés Vázquez”. Y avenida del torero Andrés Vázquez se llamará a partir de julio la entrada al pueblo en la antigua carretera Madrid-La Coruña. Porque lo merece a quien nadie le ha regalado nada y será un orgullo su nombramiento de hijo predilecto de Villalpando, que será el honor más grande que lucirá el protagonista. Porque esa será la medalla de su corazón.

Mis respetos a un hombre que dignificó la Tauromaquia y a un maestro del toreo que siempre sintió orgullo de su origen.

 

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

Un comentario en “Andrés Vázquez: honores para un maestro

  1. Mi satisfacción es doble Sr. Cañamero, y hoy se lo he dicho al maestro al felicitarle, si estaré contento, Andrés, le dije, que hasta voy a tener la suerte de vivir en la Avda. de Andrés Vázquez, que es mi domicilio y donde nací.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *