Segovia y la peña ‘El Espontáneo’, un lujo taurino

De Segovia a Salamanca hay un paso. Poco más de hora y cuarto separan las dos históricas capitales castellanas por carretera, aunque ahora con la modernidad del Alvia, para quienes prefieren la paz y el sosiego del tren, el viaje se recorta a cincuenta minutos, el tiempo discurrido desde que emprende la marcha en Vialia-Salamanca y se respiran los primeros aires en Segovia-Guiomar, nombres de las correspondientes estaciones.

En coche o en tren siempre es una delicia ir a Segovia, que recibe al visitante con los brazos de par en par antes de admirar el colosal Acueducto desde la plaza del Azoguejo, centro de caminos y desde allí subir por la calle Real al abrazo de la Plaza Mayor. Por esa ascendente y mágica calle Real abarrotada a las horas punta del día por la que pasea todo el mundo. Porque si no subes a la Plaza Mayor por la calle Real queda algo pendiente en la visita.

El pasado viernes volvimos a Segovia para hablar de toros. Por segundo año, la peña El Espontáneo nos invitó a la clausura de su ciclo taurino, que alcanzaba la XXXIV edición para hablar de toros. De la Fiesta, que en esta ocasión inicialmente era para disertar sobre los grandes toreros de nuestra Castilla y acabamos en un coloquio abierto e intenso. Las dos horas se pasaron en un periquete, porque ante un público de tanta calidad -con mucha juventud, por cierto-, que abarrotaba el salón de actos de la residencia Emperador Teodosio era un lujo. Público en el que había además muchas personalidades del ámbito taurino, ejemplo del bejarano José Luis García, tantos años presidente del coso segoviano, al que dio prestigio y seriedad; cerca de él el prestigioso otorrino Antonio Rico, aficionado de tronío; también don Eleuterio Sánchez, quien tiene el ‘Cossío’ en su cabeza; del gran Manolo, que además es directivo de la peña, del singular Lope Tablada, extraordinario pintor taurino. En primera fila el apoderado Manolo Lozano; entre el público Ismael Díaz, de la peña  ‘15 de agosto’ del Espinar y muchos más. Diseminados entre ellos amigos llegados de Mozoncillo, Ortigosa del Monte, Carbonero El Mayor, Sepúlveda, Cantalejo, Santa María La Real… para departir con la pasión que nos une.

Presentados por Óscar Arcones y con la compañía de Abel Rodríguez, vicepresidente de la peña El Espontáneo y encargado de clausurar las jornadas, se analizó toda la grandeza aportada por nuestra Castilla a la Tauromaquia, todo rebozado en anécdotas de los protagonistas.

No me canso de repetirlo. Fue un lujazo dentro de un día que quedó apuntado en un montón de agradables vivencias y perpetuado en un precioso cuadro de Lope Tablada, el pintor que ha plasmado la belleza de la Tauromaquia en sus pinceles y es otro embajador más de ese capital donde la visita siempre es un acontecimiento. Y ya, de regreso en casa, habrá que pensar en volver. Porque ir a Segovia siempre es un acontecimiento y hay que dar siempre las gracias a los amigos de la peña taurina El Espontáneo.

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

2 comentarios en “Segovia y la peña ‘El Espontáneo’, un lujo taurino

  1. Hablar y comentar de MANUEL LAUREANO RODRIGUEZ SANCHEZ, conocido mundialmente como MANOLETE , el CALIFA DEL TOREO es y tiene que ser todo un palcer . MANOLETE el torero que inaguro la Plaza de Toros de Mexico un cinco de Febrero de 1.946 . Considerado como uno de los mejores toreros del mundo . El inventor de la Manoletina que un 29 de Agosto de 1.947 en Linares nos dejo tenia 30 años, es ha sido y serà un autentico hito y se sigue y seguirà hablando de MANOLETE por algo sera .

  2. Que grandeza la tuya en conocimientos e independencia.Si hubiera cuatro como tu ya se tendrían que atar bien los machos la gente del toro maligna para la fiesta y en dos o tres años cambio total de esta grandiosa fiesta que va por muy malos derroteros.gracitas por toda toda disertación tuya.un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *