Morante se apunta al Carnaval mirobrigense

Poco a poco empieza a repartirse las piezas del particular puzzle del Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo. De la edición 2019, que en esta ocasión caerá más tarde de la habitual, a primeros de marzo, ya con las tardes más largas y casi abandonado el largo túnel del invierno. Prácticamente con cuatro meses por delante ya han llegado al Consistorio de la vieja Miróbriga los primeros ofrecimientos de toreros para tomar parte en los festivales, a pesar de que ahora mismo no se sabe aún si el martes se mantiene la novillada picada o si se recupera el festival, decisión que se descifrará esta misma semana.

Lo que si es cierto es que la primera sorpresa ya está ahí. Se trata de la posibilidad de ver sobre las arenas farinatas a un torero genial, nada menos que Morante de la Puebla, quien ha manifestado la ilusión que le haría torear en Ciudad Rodrigo, en el pintoresco coso taurino que se trasforma su principal ágora para la celebración carnavalesca, con ese maderamen que conforman los llamados tablaos  son una obra maestra.

 

La semilla se sembró el pasado Martes de Carnaval. Esa tarde tan fría nada más comenzar la novillada picada y, para sorpresa de todos, allí apareció Morante de la Puebla, en el tablado de la peña UMO –unión de maridos oprimidos-, junto a su amigo Pedro Marques y recibiendo el tributo de entrega de numerosos aficionados, junto a los profesionales que se encontraban en el festejo, caso del matador de toros Alejandro Marcos. Su presencia fue todo un acontecimiento y a nadie dejó indiferente. A él menos, porque aquel ambiente cargado de magia, único en el mundo, además de tener al toro como referencia impactó al genio de La Puebla del Río, más aún al adentrarse en la historia y conocer que allí hicieron el paseíllo grandiosos toreros, entre ellos la leyenda de Antonio Ordóñez. Ese esencia han hecho que él también quiera formar parte de esa historia escrita en Ciudad Rodrigo y ya ha dado la orden para que cuenten con él en 2019.

COLETILLA FINAL: Por cierto no olviden que puede haber otra sorpresa en la próxima edición del Carnaval. ¿Una pista? Un matador de toros muy  querido y deshoja la posibilidad de volver a torear en ese marco. Ahí lo dejo.

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

Un comentario en “Morante se apunta al Carnaval mirobrigense

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *