¡Guijuelo no escarmienta!

No sirvió que El Juli, una de las actuales primeras figuras, se riera por dos años consecutivos de Guijuelo y de la propia afición salmantina; más aún en la segunda, que acabó siendo un insulto con mayúsculas a la Tauromaquia con esa indigna corrida y esos pitones masacrados que eran un delito a la grandeza del toreo. E incluso antes, también otros toreros de cierto nombre –y a quien la desnortada masa llama figuras y no lo son- también abusaron en esa plaza al protagonizar capítulos del billete grande y el toreo chico.

                      Un momento de la ‘histórica’ presencia del pasado año del Juli, en Guijuelo.

El pasado año, al finalizar la corrida del día dieciocho de agosto, tras el mano a mano entre El Juli y Diego Ventura, fueron muchos los aficionados que ese día dijeron que no volverían a esa plaza mientras no recuperase la seriedad. Y la grandeza y dignidad que debe tener una tarde de toros y muchas veces la tiran a la cloaca estas figuras actuales que han capitalizado los carteles de los pueblos para sumar. Porque en la Fiesta de ahora más que le emoción del arte, la magia de lo desconocido lo que intenta es sumar y sumar. Sumar corridas donde sea y quitándole los puestos al segundo pelotón, sumar orejas y puertas grandes, que ahora ya dentro de poco habrá que poner en los carteles: Al final del festejo saldrán en hombros los actuantes. Hoy ya no defienden la dignidad de las figuras, que es torear en las ferias, con el prestigio y la categoría que deben haberse merecido.

Caliente aún el inmenso abuso del Juli y cuando pensábamos que habían aprendido la lección vuelven a las mismas rodearas, apostando por una primera figura, que busca lo que busca –el dinero facilito y el torito mocho-. Ahora va ser Enrique Ponce al que acaban de anunciar en Guijuelo a bombo y platillo. Malo que una figura en pleno agosto busque el alivio en vez de pensar en Huelva, Gijón, Bilbao, San Sebastián, Beziers, Málaga, Ciudad Real, Dax, Cuenca, Pontevedra, Almería… en las ferias, que es el sitio de las figuras. Y donde deben estar, salvo alguna contada excepción –por paisanaje, hecho histórico…-. Este tipo de plaza, tipo Guijuelo, deben apostar por toreros emergentes y ya nombre y en boca de los aficionados –ejemplo de Emilio de Justo, Chacón…-, además de las novedades, junto a los más destacado de la torería salmantina. Esa es la combinación, jamás unas figuras que, hasta ahora, no han demostrado más que solamente le interesa el dinero.

 Y es una que Guijuelo, donde siempre hubo tan buenos aficionados, se dejen engañar un año si y otro también por estas figuras. Más en Guijuelo, donde sus gentes lograron justa fama de excelentes negociadores que sabían defender hasta la última peseta. Por ese extraña que ahora se dejen mangonear, como han hecho estos años y todo apunta que no han aprendido la lección. Porque el sitio de Ponce no es Guijuelo.

PD: Y en el lado positivo no podemos menos que felicitar a quien corresponde por programar una novillada picada. Ahora que en Salamanca hay una excelente cantera, la villa jamonera apuesta también por el futuro. Y esta decisión la aplaudimos con tanta fuerza como censuramos ahora la presencia de Ponce, o los dos últimos años se hizo con El Juli.

 

 

 

 

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

3 comentarios en “¡Guijuelo no escarmienta!

  1. Pero ocurre que esos otros son interesantes para el aficionado pero con ellos solos la entrada sería pobrísima y si se quiere llenar a los ponces, julis y cias has de contratar.

  2. Paquito buenos días desde Guatemala, hoy No estoy de acuerdo contigo
    La plaza de toros de guijuelo, Mi Pueblo es pequeña y coqueta y se ve muy linda llena, con esos llenos que solo aseguran los Maestros y Ponce es un Maestro que reaparecerá en Guijuelo con Toros de una hija del pueblo, mi prima Pilar Gomez.
    Total que será tarde de llenazo y acontecimiento del Pueblo
    Los toreros emergentes No Llenan las plazas y una plaza semivacia no es Bonita ni Torera.
    Para llenar la plaza se necesita que el 50% de los vecinos pase por taquilla, y ese alto porcentaje solo lo garantizan los Maestros como Ponce. En Madrid solo se necesita el 1% para llenar las Ventas

  3. Estimado Paco, cómo decía el malogrado escritor salmantino (nacido en Campello de Salvatierra, entidad menor próxima a Guijuelo) Manuel Díaz Luis “a quien vive del pasado solo la muerte le espera”, pues eso ocurre la plaza de Guijuelo, vivió tiempos de grandes aficionados, cosa que hoy en día se echa en falta, además de un círculo empresarial demasiado próximo a ganaderos y toreros. En fin todo queda en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *