Archivo por meses: diciembre 2015

Adiós a Limeño, el rey de los Miura

Se fue Limeño en silencio. Como era su vida. Sin dar un ruido y ajeno a cualquier algarabía. Porque a José Martínez ‘Limeño’ siempre le gustó pasar tan inadvertido que incluso apenas le gustaba hablar de esos momentos tan gloriosos que protagonizó en el toreo durante la pasada década de los 60. Sobre todo en la plaza de Sevilla al abrir cuatro años consecutivos la Puerta del Príncipe, en tres ocasiones tras desorejar a los toros de Miura, hierro tan aliado a sus trayectoria. Sin embargo los contundentes triunfos no le valieron para torear en Madrid –plaza en la que triunfó de novillero–, ni en las ferias del norte, lo que le impidió ser figura, por lo que un día de 1971, aburrido y desengañado, decidió marcharse. Aunque reapareció en dos ocasiones, en ambas de manera fugaz.

Recuerdo a Limeño en sus tiempos de veedor de toros, arte en el que fue figura. Viajaba con frecuencia a Salamanca, siempre con su apostura natural y sencillez. Se hospedaba en El Cruce de La Fuente de San Esteban y fueron muchas las veces que lo saludé y compartí un rato de agradable conversación. Porque Limeño era un señor. Un santo varón.

PepeLimeño_12

 

De él escribí lo siguiente en el libro ‘Mi Verdad del Torero’:

“O el caso especial y sorprendente de un valiente que brilló, por encima de las demás, en las corridas de Miura como fue José Martínez ‘Limeño’, quien en tres años logró cuatro Puerta del Príncipe y no le sirvió ni siquiera para torear en Madrid de la forma merecida cuando estaba embalado. Aunque aquí pesó en su contra que era apoderado por Diodoro Canorea, quien en esos momentos, estaba peleado con la empresa de Madrid. Limeño, que fue grande, fue figura en Sevilla, plaza en la que tuvo infinidad de partidarios y en la extensión de las plazas de su rincón gaditano, fue otro caso inexplicable de injusticias que existen en el toreo. Aunque su leyenda de valiente no se la quita nadie, como tampoco su amor a la Fiesta, a la que ama sin ningún tinte de amargura en sus palabras y a la que sigue vinculado desde su profesión de veedor de toros en el campo”.

dentro2

Joaquín Moeckel, el del aguarrás

Encendidos los alumbrados de la Navidad en media España ha vuelto a la pomada la chistosa ‘restauración’ de un eccehomo existente en el pueblo zaragozano de Borja a cargo de una anciana feligresa. Entonces fue noticia de alcance mundial propia de la España de chirigota gaditana y jota aragonesa, en ese caso por la localización. Ahora regresa en versión taurina con un famoso personaje vinculado a la Fiesta que, de repente, cambió la toga de abogado –en el que goza de reconocido prestigio- por la lija de restaurador.

A raíz del caso polemiza en Sevilla el escándalo por el atentado cometido contra la escultura a Curro Romero. A todas luces un acto vandálico contra la monumentalidad de la vieja Híspalis y también contra la propia Tauromaquia como patrimonio cultural. Lo diré siempre y apoyaré que se condenen a los delincuentes de este tipo de agresiones realizadas por cobardes que atacan protegidos por la sombras de la madrugada. Como ha sucedido con el bronce del Faraón a la vera de La Maestranza; con el de Montoliu, en Valencia; o los habituales en los conjuntos escultóricos dedicados a los torero charros, el pie de La Glorieta.

monumento-curro-moeckel--620x349

Pero bajo la mencionada polémica del atentado a la escultura, que debe ser limpiado –y vigilado para que no vuelva a ocurrir- exclusivamente por el área de aso urbano del Ayuntamiento de Sevilla, que es su competencia, se apuntó voluntariamente el letrado Joaquín Moeckel en una actitud impropia, liga y aguarrás en mano. Porque nadie puede hacer de su capa un sayo en un intento de revolución contra el sistema, como ha tratado de hacer. Se puede comprender su cabreo, pero nadie es más papista que el Papa. Y hasta se entiende que en una calentura se haga una tontería, que quien no la haya hecho tire la primera piedra. Pero el problema del señor Moeckel, de quien dicho sea de paso valoramos que siempre mira por el bien de la Fiesta, es que lo hizo y, según la rapidez con la que filtró fotos a las redes sociales buscó la notoriedad -que le encanta-  Ese fue un problema, el exceso de protagonismo del letrado, pero más grave es que, según informes, dañó la patina de la escultura al ‘limpiarla’ al utilizar productos no procedentes, como el descrito aguarrás. Y por tanto su exceso de protagonismo ha encontrado un nuevo problema al dañar seriamente la estatua.

Porque al letrado Moeckel al salir del despacho y colgar la toga en el perchero se le olvidó aquello de zapatero a tus zapatos en su intento de imitar a la anciana restauradora del pueblo de Borja.

curro-romero-estatua--620x349

Berkeley, el ‘Estado Islámico’ del Campo Charro

 

12342828_10205694668390712_1410172082404329545_n

El gravísimo escándalo sobre la minera Berkeley ya está en la cocina de todos los hogares. La suciedad de sus formas y corruptelas acaparan el protagonismo de los medios desde hace varios días, sin escapar a nadie el ninguneo de sus políticas aprovechándose de la necesidad que traen los tiempos de crisis.

Es el momento reivindicativo para que el Campo Charro salga de una vez de sus casas para no dejarse pisotear por quien medró en la comarca. Que de una vez se alce la bandera de la libertad para ser dueños de nuestro futuro, algo que únicamente ocurrió hace dos siglos con aquel vaquero de Muñoz  llamado Julián Sánchez al que llamaron ‘El Charro’ como terror de las tropas napoleónicas que avasallaban la provincia.

02

Que no se le escape a nadie y lo escribo muy alto, pero Berkeley es para esta provincia lo mismo que el Estado Islámico para la humanidad. Ellos no decapitarán, ni matarán de esas formas tan atroces, pero esas minas traerán muerte por el cáncer que provoca el uranio. Y las nubes tóxicas de las balsas de ácido sulfúrico a cielo abierto se extenderán por la comarca intoxicando a la población, algo que está comprobado por estudios científicos.

Al igual que el salvaje EI destruyó la histórica Palmira, que era la joya del mundo Árabe, Berkeley va a desolar espacio natural protegido por la red Natura-2000 y afectará a tres mil hectáreas de un bosque mediterráneo de alto valor ecológico integrado en las zona de ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) y LIC (Lugar de Importancia Comunitaria).

La comparación no ninguna utopía. Es la realidad de algo gravísimo que ocurre, razón por la que esta tarde es el momento de acudir a Boada a la reunión convocada por la plataforma Stop Uranio, abierta a todo el mundo. Comenzará a las 20 horas en el salón de baile.

berkeley-retortillo-uranio-700x471 Casco urbano de Retortillo 2008

El Juli fiel a su sota, caballo y rey

La maquinaria del 2016 se engrasa para comenzar a rodar sin perdida de tiempo. En apenas dos meses sonarán timbales y clarines en la serrana Valdemorillo. Poco después, en Castellón, su Feria de La Magdalena da el pistoletazo oficial a la temporada y a la par Las Fallas de Valencia, con la responsabilidad de ser el primer gran examen de la temporada (que así si llamó siempre al ciclo taurino, no el actual amaneramiento de curso). En nada estaremos inmersos en un año taurino muy determinante de cara al futuro. Bastante más de lo que a priori se cree y en el que será fundamental lo que ocurra en las elecciones del 20-D, las mismas en las que varios partidos ya han dejado claras sus intenciones con la Fiesta. Ayudar, lo que es ayudar, ni hasta ahora nadie se ha comprometido, ni en el futuro lo van a hacer ­–y si lo hacen es de cara a la galería–, pero al menos que dejen vivir, que es lo que no deja ese izquierda radical y con ansias dictatoriales en las antípodas de la libertad que presumen.

En nada Simón Casas presentará las Fallas y los carteles de Castellón tampoco tardarán en conocerse. Es más ya ha detalles de ambos ciclos, sobre todo del de Valencia. Con  algarabía se dio a conocer el mano a mano entre El Juli y López Simón, que alberga la explosión de la veteranía y la juventud. De una figura y de quien está llamado a serlo. De quien pretende seguir sentado en el trono y de el que busca arrebatárselo. Sobre el papel muy bonito, pero claro para que sea un bombazo uno debe pensar en el toro y hacer la gesta de buscar una corrida de Victorino Martín, de Adolfo Martín, de Miura… o de un hierro que se salga del sota, caballo y rey habitual en los carteles del Juli.

Porque la expectación se desinfla al ver que El Juli sigue fiel a su causa y mata la corrida de Garcigrande/Domingo Hernández de las que torea toda la camada. De esa ganadería que, junto a Daniel Ruiz, ha entendido a la perfección y las ha convertido en particulares minas de oro. Y eso sí que mate las camadas, nadie se lo impide, pero ese mano a mano debería tener más emoción y tintes de gesta. Pero para ello debería buscar otra corrida, como las citadas, la habitual de Domingo Hernández la puede estoquear en otro cartel con terna. Y además se redimiría mucho el veterano torero madrileño de varias polémicas que ha protagonizado, la más reciente su comparecencia en La México en la que no se dejó televisar y lidió un encierro insignificante.

Porque un mano a mano debe albergar los máximos alicientes para entusiasmar. No seguir con el continuismo habitual.

 

31 julian-lopez--644x362

El ‘charricidio’ de la mafiosa Berkeley

Acaba de salir a la luz el escándalo del que se sospechaba en el Campo Charro sobre el ‘modus operandi’ de la multinacional minera Berkeley y lo que guardaba en la trastienda. El que indicaba que actuaba con malas artes y comprando voluntades para sacar adelante su proyecto de las minas asesinas. O lo que es igual, el ‘charricidio’. Un proyecto que, inexplicablemente, fue respaldado en las altas Administraciones para poder dar luz verde al asesinato de un tesoro de la naturaleza sin escuchar a las voces en contra e incluso tratando de matar el mensajero.

Resultaba inaudito que siempre encontró quien lo defendía, sin parar a pensar el terrible daño que causaría a la población, amén del terrible atentado ecológico. Ocurrió en la diputación de Salamanca, en la que el proyecto tuvo cabida con la defensa a ultranza de Javier Iglesias, el presidente. O más cercano en las Cortes de Castilla y León con el alcalde de Guijuelo, Julián Ramos, que defendió el proyecto y culpó de capricho a quienes estaban en contra-, pero desde el interés político para seguir ganando confianza en la cúpula del PP; no el del pueblo que representa, porque se da el caso que esa mina perjudica gravemente el negocio jamonero de Guijuelo, al criarse bajo esas encinas miles de cerdos ibéricos que, posteriormente, son sacrificados en las industrias de la villa chacinera de Guijuelo. Una vez en marcha la mina, ¿quién compraría animales que se crían al lado del veneno?

La seguridad de contar con la figura de un lobby, que acelerase las negociaciones en las altas esferas, era un secreto desconocido hasta ahora. Se trata de un lobby que realizó el trabajo sucio en las Administraciones y fue ganando voluntades para que las minas asesinas se convirtieran en una realidad. Ese lobby era nada menos que un influyente político que tuvo importantes cargos en el PP y se llama Manuel Lamena, ex consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, quien fue contratado por la minera por un dineral. Él es quien ha hecho trabajo sucio, junto al respaldo de otro político, también del PP, con las manos manchadas llamado Miguel Arias Cañete, que fue ministro de Agricultura y actualmente comisario Europeo de Energía.

Ahora se acaba de conocer el alcance del gravísimo escándalo a través de una exclusiva de la cadena SER que ha dejado con las vergüenzas al aire a Berkeley, a quien gestó el lobby y a quienes defendieron el ya llamado ‘charricidio’. Como Javier Iglesias, presidente de la diputación de Salamanca; con Julián Ramos, alcalde de Guijuelo en las Cortes de Castilla y León. Y otros más, caso de concejales de la zona que no tuvieron escrúpulos para firmar la sentencia de muerte de un paraíso de la naturaleza, engañado por falsas promesas sin saber valorar ese paraíso que debería ser un Parque Natural, destino que le debe esperar en cuanto se frene esta tropelía.

Referente a Berkeley desde el primer momento quedó constancia del fétido olor de sus acciones para destrozar el Campo Charro con las minas de Retortillo-Santidad. Calló críticas contratando grandes campañas de publicidad en medios de comunicación, silenció a voces contrarias al proyecto ofreciendo hipotéticos puestos de trabajo. Engañó miserablemente a alcaldes y concejales. Humilló a los pueblos haciendo regalos que vendía como faraónicos.

En definitiva que ha sido algo tristísimo lo vivido para el marginado Campo Charro, al que ahora han querido humillar sin importar la vida de sus gentes. Ni sus tesoros naturales. Todo desde el egoísmo del dinero y dando la espalda a una gente que está dormida y únicamente encontró respuesta en la plataforma Stop-Uranio, que merece todo el respeto y ante quien merece descubrirse.

Hoy, conocido un escándalo que ha devuelto la esperanza y aleja el ‘charricidio’ se cita a quienes aman su tierra y quieren verla despojada del fantasma de Berkeley a una reunión que se celebra el viernes en Boada. Será a las 20.00 horas en el salón de baile.

http://cadenaser.com/ser/2015/12/01/politica/1449004230_772824.html

11415579_839078606176342_2989314261976969752_o 10898103_754646391286231_4929992254010836782_n 1932369_682068825210655_1755141904676584692_n