José Tomás, el torero de los ricos

José Tomás arrasó como un vendaval en su paso por Jerez y se llevó un montón de casquería a su esportón para delirio de quien abarrotaba la plaza. Para delirio de esa gente que únicamente se mueve para verlo a él a golpe de cartera en sus escasas comparecencias. Siempre con el medio toro y todo hecho a su favor. Con gente predispuesta a aplaudirle todo y que enronquecen en sus trasteos en los que, incluso, son capaces de aplaudir hasta un desarme, algo que ha ocurrido en otras ocasiones.

Ch3qWpyWsAA2BnW.jpg-large

José Tomás es el adalid de la Fiesta nueva que quiere imponer un sistema que, bajo su nefasta gestión, mata y deja agonizar a un montón de plazas. Es el abanderado del futuro que ya está ahí de torear unas cuantas corridas, selectas y a las que únicamente pueden acceder los más ricos, que ya son quienes van a los toros, porque la figura del aficionado muere. ¡Ay si Joselito levantara la cabeza! Ay si volviera el que fue el rey de los toreros que inspiró las monumentales para que todas las clases sociales pudieran ir a los toros y ver que su políticas, gracias a las que vivió la Fiesta su mejores épocas, la han enterrado.

El ejemplo fue ayer en Jerez, plaza a la que únicamente pudieron entrar los ricos de verdad. Los adinerados que van en procesión detrás de las veces que torea José Tomás, a quien le ha faltado de responsabilidad de dar la cara en las grandes ferias, en Madrid, en Bilbao, en Sevilla… Las que de verdad lo necesitan. No discuto su interpretación y formas, es más siempre fui muy seguidor suyo. Sobre todo en los años 1997, 1998 y 1999 antes que llegasen los de la cartera llena y lo seguí por muchas plazas entusiasmado de su pureza, de su valor, de su torería en la que fue todo entrega y no faltó en ninguna feria. Era muy distinto al actual, al de sus grandes ocasiones que son el escaparate de una Fiesta muy enferma reflejada en este San Isidro en el que se han perdido medio millar de abonos y cada tarde nos despierta con escasos tres cuartos –sí llegarán varios ‘no hay billetes’ en tardes del clavel-. Que no nos engañen, que la Tauromaquia necesita de otros impulsos que la hagan latir con renovados bríos. Y esos impulsos quien de verdad los podría dar ahora era este torero para acabar con ese ‘sistema’ tan dañino. No favorecerse de él, que realmente es lo que hace el de Galapagar.

Porque en esta última época, José Tomás está en las antípodas de ser el torero que recupere los aficionados. El que cargue sobre sus espaldas con el peso de la Fiesta para tratar de revitalizarla. No lo que hace, reducirla a unas cuantas plazas a las que únicamente van los ricos que no pisan jamás un festejo promoción, ni van a una novillada, ni a un cartel que anuncian tres valores, porque esos de la cartera llena solamente van a verlo a él y después desaparecen. Porque para la mayoría de ellos lo que de verdad vale es decir allí estuve en esta Tauromaquia que se tambalea para dejar de ser un espectáculo del pueblo y ser solo de los pudientes.

Ch3o8jpXEAAj244.jpg-large

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

5 comentarios en “José Tomás, el torero de los ricos

  1. Eso q sólo es para los ricos…creo q no.En León,no llenó la plaza hace 2 años ,en Huelva,en Badajoz..madrugas,te pones en la cola y consigues entrada.Otra cosa es q un torero así,tiene q prodigarse más,no torear el medio toro sólo,competir con figuras y no en mano a mano con rejoneadores…pero lo puede hacer,por eso manda y es su concepto de libertad…otros lo mandaron a Senegal,y creo q no fue.Gracias!!

  2. olé y olé y olé por tus letras Cañamero!
    Que pinta este torero en esto tal y como esta el TOREO ? Sabra de la tormenta que esta pasando a su vera…?

  3. No estoy de acuerdo, yo me compré mi abono en grada y esperando cola; junto a mí muchos jerezanos abonados e incluso niños con sus abuelos. También sigo al torero desde los 90; y eso de medio toro, bueno, que lo hagan otros, no estoy conforme pero respeto la opinión, esto es la grandeza de los toros. Que le pregunten a los hosteleros si quieren que vuelva JT. Por finalizar, cuando la demanda es alta el precio (cola) por conseguir una entrada es mayor…si la reventa (ilegal) sale a la calle y hay quién la paga, ese no es mi problema.

  4. Me parece su comentario bastante injusto, en primer por lo de los ricos, por ejemplo se van a vender 40.000 entradas por ver la final Madrid – Atlético entre 90400 euros mas viaje. A mi dos abonos de Jerez 200 euros. Pero no quería hablar de ese tema sino de su tauromaquia. hace el toreo mas puro que nadie lo cual es de agradecer en tiempos como los actuales. Su exposición a ser cogido por los toros lo demuestran las graves cornadas recibidas a todos nos gustaría que se prodigase mas, pero tal vez no lo pueda hacer debido a la secuela de las graves heridas que ha tenido. Cuando volvió la primera vez lo vimos dos tardes en Madrid en las que dejo muestras de su toreo y su valor. así es que dejemos me meternos tanto con él por es de los que se juega la vida de verdad cada vez que sale a la plaza. hay mucho toreo mandanga por ahí mas criticable. Un cordial saludo Emilio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *