Roca Rey, un Diego Puerta del siglo XXI

MIS LECTORES SABEN QUE DETESTO LAS COMPARACIONES, PERO EL CASO DE HOY ES UNA EXCEPCIÓN QUE CONFIRMA LA REGLA.

El triunfo de Roca Rey es el éxito de las ganas y del querer. De sobreponerse para ser un caso admirable y llenar de sangre nueva el escalafón, porque este muchacho de Lima está gozalón y con la hierba en la boca gracias a una ambición sin límites. Sin remilgos o cuento alguno, mirando de frente y con la verdad entre la media luna que los pitones que trae la gloria o la sangre. El fracaso o la grandeza que llega al ‘meterse’ entre esa guadaña en la que él ha apostado a ganador. Por eso, esta tarde mientras se jugaba la vida de verdad, con toda la entrega, me ha recordado en ocasiones a aquel grandioso Diego Puerta, al que llamaban Diego ‘valor’. Por momentos -evidentemente es otra época, distintas formas y físicamente tan opuestos- había en Roca Rey algo de aquel Diego Puerta que fue un ejemplo de honradez profesional. Y el que ahora tiene un espejo en este Roca Rey que ha venido a la Fiesta para sentarse en el trono a base de valor y una ambición sin límites gracias a esas ganas de arrollar y de querer seguir figura desde el primer minuto.

CiXCvMLWUAA4PDh.jpg-large

Escribo estas líneas aún bajo la emoción que ha llevado a la plaza y también con ese sabor anterior de Alejandro Talavante –torerazo que marca el listón y la diferencia entre uno de tropa y una figura- pero con la sangre hervida de tantas palpitaciones llegadas gracias a este el mozo de Perú que hoy ha salido de Madrid herrado con el sello de figura. Porque cuando un tío sale así a una plaza hay que romperse con él. Y más en su caso, ya con madurez y sin dejarse llevar por absurdas novedades de hoy, sobre todo esas horrible modas de las lágrimas facilones tan repetidas entre los toreros que triunfan en Las Ventas.

Brindo por Roca Rey, una especie de Diego Puerta en versión siglo XXI, que lo ha confeccionado a medida José Antonio Campuzano, el maestro de Gerena con un olfato especial para descubrir figuras. Me alegra este triunfo también por Campuzano, que ha llevado sus dotes de maestro a sus discípulos. Antes a Castella y ahora a este Roca Rey que ha venido para lucir los galones de general y nos ha emocionado tanto esta tarde que ha estrenado su estatus de figura.

CiXC2GDXAAAeNuo.jpg-large

 

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

Un comentario en “Roca Rey, un Diego Puerta del siglo XXI

  1. Arrojo si, entrega también e intensidad idem cuando un torero no deja pasar un quite. Ahora bien, que perder pasos constantemente, no tener temple ninguno y entrar a matar tirando descaradamente la muleta. Y todo ello ante un toro bravucon, pero poco o nada bravo. Siendo justos, las cosas in situ se viven de otra manera, además este torero conecto muy bien con el público Isidro, y es que al fin y al cabo «cada cual hablara de la feria, según le hayan contado»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *