El Campo Charro se rinde ante su ídolo

9

Caía a plomo el sol agosteño poco después del mediodía sobre la Plaza Mayor de La Fuente de San Esteban y a la hora anunciada llegó Álvaro de Arriba acompañado de sus padres –Avelino y Ascen- y su hermano Jaime. Con gestor risueño y elegancia natural fue recibiendo saludos y abrazos en medio de una larga ovación tributada por fentes de La Sagrada, de Cabrillas, de Boada, de Retortillo, de San Muñoz, de Tamames, de Martín de Yeltes, de Aldehuela de la Bóveda… que abarrotaban La fuente en una mañana histórica. De las que se recordará para siempre en el lugar que se rindió a quien llevó tan lejos el Campo Charro e hizo que el nombre de esa comarca, junto al de sus pueblos de La Sagrada y La Fuente de San Esteban llegase a todos los confines del mundo.

Con una camiseta de Nike estampada y saludando a todo el mundo sin perder nunca la sonrisa, Álvaro se dio un baño de multitudes entre la gente que lo admira y lo quiere. La misma que lo vio crecer yendo cada mañana al instituto y después empezó el runrún de su agilidad al verlo entrenar cada tarde por los caminos existentes alrededor de La Fuente

Rodeado de numerosos familiares y la mayoría de los amigos de la infancia, Álvaro vivió una mañana de reconocimiento a su esfuerzo. Lo hizo al lado de Juan Carlos Fuentes, su entrenador y quien fue capaz de valorar desde el primer día su potencial; de la leyenda de José Luis Sánchez Paraíso, su ídolo y quien acudió a La Fuente para decirle unas palabras llenas de sentimiento; también de personalidades que quisieron estar presentes, caso de Vicente del Bosque, a quien Álvaro siempre ha guardado tanto admiración y que esta mañana escuchó los consejos recibidos por el ex seleccionador con unas frases de afecto a quien está llamado a ser un grandioso atleta. Lo mismo ocurrió con el paraolímpico Enrique Sánchez Guijo, amigo particular de Álvaro y quien alabó sus virtudes deportivas y humanas.

2

Junto a Juan Carlos Fuentes, su entrenador y José Luis Sánchez Paraíso.

En la ocasión el Ayuntamiento de La Fuente de San Esteban oficializó la declaración de hijo adoptivo de manera unánime y se le entregó el reconocimiento en un bonito pergamino. Todo en una ceremonia donde no faltaron palabras del novillero Alejandro Marcos, íntimos amigos desde la infancia y una carta del doctor José Sánchez Ortega, referencia internacional de la cirugía e hijo de La Fuente.

Con los sones de la gaita y el tamboril charro de Jaime ‘el de Boadilla’ el personal se entusiasmó más aún de la humildad de este Álvaro de Arriba que ha logrado ser profeta en su tierra, como bien manifestó el presentador del acto, Juan José Díez, que lo hizo de lujo, al igual que también hay que agradecer el buen hacer de Fran Zaera, de la asociación juvenil ‘El Aeroplano’, quien tanto trabajó para que se hiciera realidad el reconocimiento.

Finalizó el acto, con el sol cayendo a plomo, el nombre de Álvaro ya está en los altares de la admiración formando parte del exclusivo club de ídolos de nuestra tierra. Porque es un símbolo del Campo Charro.

8

A pesar de los más de 35 grados, el personal siguió al detalle el precioso acto.

5

Sus padres, Avelino y Ascen, emocionados durante el acto.

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

Un comentario en “El Campo Charro se rinde ante su ídolo

  1. PACO CAŇAMERO una persona ala cual conozco hace muros aňos un hombre que intenta ayudar a todo el mundo y ymuy especial alos suyos a todo el campo charro que es donde el se a criado un gran profesional en su trabajo buen escritor pero mejor persona a el sele debe este omemage hecho en su pueblo a Nuestro Albaro de Arriba, gracias amigo PACO por todo el bien que haces

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *