¡A esta Fiesta la están matando!

De manera lenta, sintiendo dolorosamente cada nueva cuchillada inferida en sus adentros por el ‘sistema’ y clavada sin escrúpulos desde gestiones carentes de creatividad necesaria para dar brillo a tan bello espectáculo. A la Fiesta, que está muy herida, bastante más de lo que parece, aunque intenten taparlo desde el triunfalismo inventado para no dejar ver la auténtica realidad.

Escribo esta crónica desde la decepción adueñada en la Tauromaquia y vivida personalmente por esas plazas el último mes. La última este fin de semana en la antes postinera Calahorra, ya caída a los infiernos. Lejos de la feria que llegó a programar seis corridas con figuras –tardes memorables de Robles, Domínguez, Capea, Juan Mora, Curro Vázquez, los Campuzano, Manzanares…– de tanto realce a la dura y cruda actualidad. Ahora únicamente con una corrida a pie que fue una vergüenza con los pitones mutilados de manera escandalosa –algo tapado por la prensa riojana presente- y que no cubrió tan siquiera media plaza, a la de caballos que tampoco tuvo interés alguno –y eso que los toros estaban ¡mejor presentados¡ que el día anterior-. Y digo Calahorra, pero no olvidemos que a lo largo del país hay muchas Calahorras muertas y en la agonía por los abusos de los taurinos. Muertas por no sembrar en el futuro y vivir de un pasado que no supieron renovar.

Pero no son solo ferias menores las que han hundido. También muchas de prestigio y como prueba ahí está el caso de Bilbao, antes importantísima y hoy otro escaparate del crítico momento que vive la Fiesta con la sucesiva pérdida de público sufrida en los últimos años. A Bilbao la tienen hundida, sin ser capaz de generar ilusión a unos aficionados hartos y hasta la coronilla de tantas mentiras. Bilbao es el último ejemplo de una feria modélica que se pierde a velocidad supersónica. Y todo por culpa de una Junta Administrativa que ha trabajado para hundir su histórico prestigio. Una Junta con un Javier Aresti a la cabeza, que todo lo ha hecho mal. Con él al cargo se perdieron las novilladas que tuvieron tanta pujanza y en su día fueron el espaldadazo de toreros de postín –Manzanares, Galloso, El Niño de la Capea, Julio Robles, Raúl Aranda…-, además de dejar en su día que El Juli mangonease en todo a su medida –y por tanto se abrieran las puertas al toro afeitado impropio de lo que fue una catedral de la pureza-.

14401744252017Javier Aresti, culpable de todo lo malo que ocurre en Bilbao y de la pérdida de prestigio que sufre la plaza de Vista Alegre.

Aresti, miembro de una familia muy adinerada, pero anónimo para la masa encontró en la Tauromaquia un escaparate social y lo utilizó para figurar y chapar cámara del Plus, a la par que su incompetencia hunde Bilbao. Lo mismo hizo el ‘segundón’ de Juan Manuel González, un personaje ascendido socialmente -dicen las malas lenguas que a base de medrar- y que tanto le gusta presumir en los callejones de provincias con pases gorroneados y también ser entrevistado por los medios –sobre todo Canal Plus- sacando pecho de Bilbao. Cuando la realidad es que él ha hecho un daño tremendo a esa plaza y demasiadas averías en su historia. Lo mismo ocurre con el presidente Matías González, quien fue muy bueno y serio al principio, pero al final acabó creyéndoselo para crear un personaje y hoy piensa que las ‘corridas generales’ son él con su manera de presidir mirándose el ombligo de su vanidad. Lo de Matías ya es de juzgado y sobre todo un caso de delirios.

UnknownEl bilbaíno Juan Manuel González es un personaje causante de muchas de las averías del toreo.

A partir de ahí arrastra mucho de lo malo que se ha adueñado con Bilbao y debe remediarlo su afición para obligar a dimitir a esos tres ‘callejoneros’. Y echarlos de sus cargos a gorrazos para nombrar gente con mejores ideas y, sobre todo, ganas de trabajar, algo que ignoraban esos figurones, convertidos en una verdadera lastra y con una daño extensivo a gente muy valiosa. Es el caso de Javier Jiménez, al que ningunearon su éxito y puerta grande en Las Ventas, sin ser capaz de darle un sitio en las ¡cuatro! sustituciones que ha habido. Y es lamentable la feria que han permitido, junto a la colaboración de Canal Plus defendiendo y justificando las pobrísimas entradas, también los carteles de tan escaso interés e incluso a verdaderas mansadas. Canal Plus tiene en sus manos una importantísima labor e incluso ellos podían reconducir la Fiesta y tratar de sacarla de lo infiernos, pero hacen justo lo contrario en un circo de muchos intereses, donde le da igual confundir al televidente y ocultar realidades.

Con todo ello y aunque el ‘sistema’ trate de evidenciar la realidad, pintan bastos en el futuro de la Fiesta. Así de claro. Llámenlo como quieran. Pero se pone freno ya a tantas cosas mal hechas o se va de los manos en muy poco tiempo. En menos del que creen y aquí no es culpa de los antitaurinos, ni tampoco de los partidos radicales. La prueba es el desinterés de tantos aficionados que, impotentes, ven a su Fiesta hundida y lastrada merced de las políticas basadas en el ¡a llevárselo pronto en el mano! Porque cono están haciendo más que matarla de manera lenta con esas cuchillada inferidas en sus adentros por el ‘sistema’.

PD: La cosas buenas también las veo y las disfruto –sobre todo a ese Garrido magnífico-, pero ya tienen demasiados ‘cantores’ y también hay que mirar todo lo demás para tratar de ayudar a levantar el toreo.

 

 

 

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

2 comentarios en “¡A esta Fiesta la están matando!

  1. Totalmente de acuerdo con tu comentario. Bilbao la antiguamente catedral del toro en todo su esplendor es hoy una triste parodia de aquella plaza en que alternaban lis mejores toreros y las mejores ganaderías, hoy es un triste secarral que los taurinos han tomado por asalto, no hay mas que ver ganaderías como la impresentable Garcigrande, por citar una de las apetecidas de las figuras pegapasistas, nada recuerda aquellos ocho carteles de lujo que antaño ofrecían la empresa y la Junta administrativa entonces dirigida por el Sr. Díaz de Lezana ( qepd) que la dirigía con gran acierto. Hoy los señores que has citado han dejado Vista Alegre como un solar robado. Salvo alguna ganadería como Puerto de San Lorenzo, a Diego Urdiales con su gran concepto, a Ponce siempre en maestro y al joven Garrido por su valor ambición y buen toreo. Matías desconcertante. Que nada recuerda a aquel que con rigor y afición estuvo en el palco. Te lo cuenta uno que estuvo en el Bocho de 2006 a 2010, y que hoy se limita a ver el desastre por Canal Toros con gran pesar. Enhorabuena por tu artículo.

  2. PACO. GRACIAS POR TU CLARIDAD EN LA DENUNCIA DE LOS MALES DE LA FIESTA DE LOS TOROS. SIGUE ASI. UN ABRAZO DESDE LA PEÑA TAURINA PALENTINA. MAÑANA EMPIEZAN LAS CORRIDAS DE LOS “SANANTOLINES” . SI TE ANIMAS, SABES QUE SIEMPRE ERES BIEN RECIBIDO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *