Hay muchos Corpa…

Contra el taurino golfete Abraham Corpa ha comenzado la cacería desde que el novillero extremeño Tulio Salguero denunció sus sucias actividades mercantiles. A Abraham Corpa se le ha puesto cara en tiempos convulsos del toreo y necesitado de un cabeza de turco. Se ha buscado a quien atizar para tapar otros intereses y que fuera un empresario de poca monta. Porque los grandes –de peor calado que el golfete de Corpa- hacen más daño al toreo y, sin embargo, el taurinismo a la hora de denunciar sus tropelías miran para otro lado por miedo a represalias. Y nadie se ha atrevido a decir todo lo malo que hacen las poderosas empresas, con decenas de damnificados en sus gestiones, algo que en esta página lo hemos denunciado tantas veces  dejándonos solos antes el peligro.

Pero el ‘sistema’ necesitaba un cabeza de turco para distraer la atención y que la gente olvide sus fechorías en algo semejante al pan y circo copiado por los dictadores a los romanos. A bote pronto ahí está la caída de Bilbao a los infiernos de la desidia, la gran cacicada del festival homenaje organizado en Valladolid al malogrado Víctor Barrio y del que la familia no tuvo constancia -al menos hasta hace una semana- y con la empresa barriendo para casa al programarlo en el abono. De los abusos del Juli con el impresentable ganado que lidia en muchas plazas. Del vendedor de humo llamado Simón Casas –¡que le pregunten por él a Finito de Córdoba!-. De los grandiosos toreros víctimas del ‘sistema’ a quienes apenas le dan sitio y se lo han ganado con creces, ¿verdad Morenito de Aranda? ¿verdad Javier Jiménez? De la repetición de los mismos carteles de las ferias uno tras otro. Del mencionado olvido de las grandes empresas por las novilladas, que es el vivero del futuro. De no tener el espectáculo taurino un precio acorde de la realidad. De matar tantas ilusiones…

Por eso hay muchas cosas que arreglar; la primera echar a quienes lastran la Fiesta, semejantes al golfete Corpa, para que no vuelvan más con actividades propias de los bandoleros que atracan a los infelices que salen en el camino. A todos si hubiera unión habría que ponerle cara. Como también a los grandes, que en esta web aquí siempre lo hemos hecho solos ante el peligro. Ahora en medio del escándalo provocado por el ‘sistema’ para distraer la atención, yo me pregunto, ¿porqué no hace pública Salguero -un chico que tiene todo mi respeto- la liquidación de la novillada de Madrid? Es lo que debe hacer, que la gente sepa de una vez cómo paga Madrid a los novilleros fuera de San Isidro. Eso es aún más grave que los hechos del taurino golfete. Porque nadie debe olvidar que, ¡Madrid! liquida a los novilleros y no les llega para cubrir gastos en una página lamentable de la Fiesta.

Y es que la realidad de las novilladas es muy dura y todo culpa de quien dirige los hilos de la Fiesta que las ignoran por su falta de rentabilidad. Porque solo piensan en recoger la cosecha, sin importarle que antes se debe abonar el terreno y sembrar. Por esa razón hay otro problema gravísimo y se trata de los chavales anunciados en los festejos menores de Las Ventas, plaza a la que llegan sin preparar por la falta de novilladas, se juegan la vida en ella y al final se le liquida con una cantidad ridícula. Tan ridícula que ni siquiera cubren el cien por cien de gastos por más que indiquen que se trata de los mínimos. Y en muchos casos además deben aguantar las malas formas y despóticas de José Luis Blanco, gerente de la plaza, con su falta de tacto en su papel de malo de la película.

En fin, que el asunto de los novilleros es muy grave y no solo tiene la culpa a quien ha denunciado. Porque entre los organizadores de novilladas hay mucho Abraham Corpa, entre ellos varios nombres de los más poderosos, sin olvidar el gravísimo problema de Las Ventas, ¡eso si es que es vergonzoso!

 

Ciclo de novilladas 2016 en la Maestranza de Sevilla.jpg_small

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

2 comentarios en “Hay muchos Corpa…

  1. no hace falta salir fuera de salamanca lo de una feria de los arribes es de verguenza les cuesta torear e plaza de talanqueras y el ayuntamiento enterado y callamos todos por que cuando es un golfo el que hace de empresa malo pero cuando es el ayuntamiento que manda al golfo hacer raterias peor y luego dadoselas de salvadores del toreo rural

  2. «El trabajo de los periodistas no consiste en pisar las cucarachas, sino en prender la luz, par que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse….» Ryszard Kapuściński.
    Enhorabuena por estar siempre pendiente del interruptor, Paco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *