Archivo por meses: octubre 2017

A Juan Carlos López Pinto (que lucha por vivir)

Querido Juan Carlos: Ahora que las primeras lluvias alivian la sed de los campos y el esplendor del otoño te espera para cantar la magia de los colores en esta estación de los poetas, tus amigos seguimos poniendo una vela para desear que obre el milagro de la vida.

Cada mañana nos abrazamos con fuerza para desear que esta pesadilla acabe pronto y volver a tomar la batuta que hagan sonar las notas del mejor periodismo. Que tú ahí eres el mejor, el de mas mano izquierda y el que más sabe templar las cuerdas para sacar el brillo de quien está a tu lado. Ojalá ya mismo estés ahí de nuevo ahí, en tu sitio, donde siempre has sido el mismo y te lo digo con criterio propio porque hace muchos años que conocemos, además de ser casi quintos. Muy cerca hemos recorrido los caminos del periodismo y te he admirado tanto que, desde hace tiempos, andaba con ganas de decirte que eras un caballero, aunque tú mirases para otro lado porque eres un tío sencillo y con humildad, alejado de las lisonjas. Rara ausencia en estos tiempos dentro de una profesión tan cainita, con abundancia de fantasmas, exceso de ego y marcada exclusivamente por el interés. Tú que has vivido el calor del triunfo y en infinidad de ocasiones has volado alto nunca perdiste el saber estar, ni fanfarroneaste cuando pudiste hacerlo, ni miraste por encima a nadie, porque eres un tío cabal y realista sabedor que el periodismo es un veneno que llevamos dentro unos soñadores donde en solo unas horas podemos pasar de la gloria al olvido.

Ahora, que también la temporada taurina ha bajado el telón, tu sigues luchando desde la soledad de una UCI con el cuerpo clavado de banderillas para aferrarte a la vida con tu sangre brava. De un luchador aferrado a sus orígenes, orgulloso de su Cantalpino –del que este verano pregonaste sus fiestas junto a los compadres de tu quinta en el particular homenaje de ver asomar al medio siglo-. Y es que esta vida es para gente de tus ideales, para valientes y nobles, humildes y trabajadores, para quien cultiva la amistad y nos enamora con la belleza de tu poesía. Por eso, ahora que ya asoma noviembre en los horizontes –ese dichoso mes que empieza por Los Santos y finaliza por San Andrés- y llegarán los primeros hielos por San Martín solo estoy deseando volver a verte para decirte que eres un tío grande y poder brindar con un buen vino tu vuelta a la vida.

Chapu Apaolaza, una feliz consolidación

La temporada echó el cierre y llega el tiempo de las canales. Días de otoño, de montanera, de hacer cuentas –muchas con tantos dolores de cabeza- y sacar conclusiones hasta que dentro de varias semanas algunos privilegiados vuelvan a hacer las maletas para ir a hacer las ‘américas’. Aunque en las ‘américas’ -excepto unas cuantas plazas puntuales para las figuras- ya no esté El Dorado de otros tiempos cuando los grandes toreros marchaban una vez finalizado El Pilar y no regresaban hasta Fallas trayéndose en muchos casos verdaderos dinerales. No pocos toreros se hicieron ricos en América.

Aquí, en el viejo solar ibérico azotado por los vaivenes del nacionalismo catalán, se extraen las lecturas en estos tiempos nada fáciles, aunque en la Fiesta marcados por el optimismo del repunte de público a las plazas para disfrutar de un arte que sigue siendo el gran desprotegido por las clases políticas. Ha sido años de cambios y el más sobresaliente, sin duda, es el de Chapu Apaolaza, la nueva cara del canal de toros televisivo. Chapu, como las grandes faenas, ha ido a más hasta consolidarse y ser capaz de poner a todos de acuerdo. Y eso que en los inicios debió superar tantas trabas y obstáculos, guiados desde intereses particulares, que zancadilleaban sus pasos buscando tambalearlo. Y ahí, siempre con su talante, conocimiento, mano izquierda se hizo con la situación para maravillar a los telespectadores, gracias a su aplomo y sabiduría, este extraordinario periodista donostiarra –hijo del inolvidable Paco Apaolaza- que se ha convertido en la gran revelación taurina de 2017.

Ahora, con las cámaras ya guardadas y los dirigentes de Canal Toros diseñando el 2018 escribo estas líneas con la admiración a la figura de Chapu Apaolaza, extraordinario periodista que ha logrado ser un referente de la nueva televisión taurina.

Angelete, un brindis por el decano

Pocos toreros tienen el honor de alcanzar los setenta y cuatro años desde su alternativa con plenitud. Uno de ellos es Eugenio Fernández ‘Angelete, decano de los matadores y quien en su pueblo de Baños de Montemayor -situado al norte de Cáceres, ya al límite con Salamanca y del que fue alcalde durante casi tres décadas- disfruta de esta fecha llena de recuerdos. Hoy su recuerdo vuela casi tres cuartos de siglo atrás -¡que se dice pronto!- para sentir las mismas emociones que aquella tarde de la Hispanidad que recibía la alternativa en manos de Manolete. Día grande con el coloso de Córdoba dándole la bienvenida al escalafón superior y con su fiel compañero Manolo Escudero de testigo, frente a toros charros de Caridad Cobaleda.

Vaya este brindis de admiración a Angelete, a un señor que contribuyó a engrandecer el toreo durante los años que estuvo en activo con la elegancia de su verónica a mano baja –¡Lances para un marco de cristal!, tituló K-Hto la crónica de su presentación en Madrid- y el poderío de su muleta. También a la humanidad que siempre hizo gala este Angelete que disfrutó plenamente de su profesión con el señorío de aliado y fue reconocido en toda España y Francia, donde alternó con los más grandes, al igual que en América, en cuyas plazas también fue aplaudido.

Con el deseo que el próximo año Eugenio Fernández ‘Angelete’, quien es un gran torero y siempre un caballero, celebre sus bodas de diamante.

María, un caballero del fútbol charro

José María Hernández ‘María’, entrenador del Salmantino, acaba de acceder al particular ‘Guinnes’ del fútbol tras ser destituido de un equipo que iba líder de su categoría, siendo el más goleador y el menos goleado, junto al aval del reciente ascenso. Lo han enviado a ese particular patíbulo del cese de manera sucia, rubricado por manos que solamente saben de números y jamás de fútbol, ni menos aún de señorío. Por quien desconoce los valores que hicieron tan grande a este deporte y se olvidan que para guiar un club hace también es necesaria una dosis de humildad, de memoria y de respeto. También de reconocer a quien se hace digno del elogio, caso de María, quien jamás merecía esta traición y en los pasos de su vida adornó su palmarés con su grandeza humana.

Lo han echado por ser fiel al decoro profesional de alinear a los mejores. Por ser un tío íntegro y jamás un pelota, raza ahora tan prolífica. Por tener dignidad, algo que le hace dormir cada noche con la satisfacción del deber cumplido y jamás entrar por el aro de la imposición. Porque, según manifestó el propio técnico destituido, el presidente le exigía alinear una serie de jugadores mexicanos, razón por la que esperó al primer revés para cesarlo de la manera más ruin. Porque no olvidemos una realidad y que el Salmantino es el equipo de un mexicano que compró el Helmántico a precio de saldo mientras las instituciones charras miraban a otro lado y despilfarraban decenas de millones enterradas en el despropósito de las cosas mal hechas.

Y aquí, con el asunto de los jugadores mexicanos, llueve sobre mojado. ¿Qué ilusión van a tener los chavales de Salamanca si, ya en Tercera, media plantilla es mexicana? ¡Qué será cuando estén en categorías superiores! Desazón e impotencia, seguro, Por eso siempre fuí tan amante del fútbol vasco, también del Sporting de Gijón, de Las Palmas o incluso del Barcelona, que en su mejor época tuvo una base hecha en su propia cantera –Messi, Xavi, Pujol, Sergi…-. O el Madrid anterior a la fábula de los millones escribió varias de sus mejores páginas gracias a la cantera. Recuerden la ‘Quinta del Buitre’, de gloriosa añoranza; o más tarde los Raúl, Casillas… Por esa razón da pena ver al Salmantino matando el sueño de los chavales de la casa por más que presuma de su cantera o academia –que llaman ahora-, cuando la realidad es que dan más valor a cualquier medianía de lejos que a los talentos de la tierra.

Duele todo eso. Duele cuando soñamos con tener en Salamanca un equipo modelo tras el vacío dejado en la desaparición de la UDS. Y el dolor es añadido al ver cómo este club también fue capaz de firmar de patrocinador principal a Berkeley, una empresa sucia –hay infinidad de hechos que lo demuestran- creando máxima tensión en amplios contornos de la provincia tras la polémica decisión. Sin olvidar que Berkeley antes se ofreció a Unionistas, según dijo ante los micrófonos de Cope Salamanca Tom, el ex portero y actual miembro directivo de ese club. Sin embargo Unionistas equilibró la propuesta y, en una gran actitud de sensatez, se dio cuenta que hay cosas más importantes que el dinero y con es medida emponzoñaría a su masa social. Después Berkeley se encontró con el Salamantino y como en este club, ahora, solo se fijan en la cuenta de resultados y olvidan otros valores firmaron, aunque esa decisión haya sido un puñetazo por la espalda para decenas de sus seguidores.

Y ahora la gota que ha colmado el vaso ha sido el mencionado cese de María, rubricado de la manera más ruin para mandaron al patíbulo cuando era dueño de unos números de enmarcar. Sin embargo a María nadie le quitará dormir con la satisfacción del deber cumplido.

LAS FOTOS SON DE SALAMANCA AL DIA

El aroma caro de David Salvador

David Salvador acababa de brindar a Leandro -su apoderado- y plantó firme su muleta frente al primero para surgir muletazos largos, con el sello innato de su pureza para despertar los olés del público mexicano. La pena que el toro solo tomaba los dos primeros y al tercero se rajaba completamente impidiéndole rematar las series, porque ese trasteo era de lío gordo; sin embargo lo que nadie quita fue el sabor de la faena, las formas del salmantino y la interpretación de que hizo gala, con la sobriedad y pureza de la escuela castellana. El buen hacer en su primero le permitió el premio de poder torear el sexto, un torete de escasa condición y con David sobrepuesto que volvió a dejar muestras de su magnífico concepto y calidad en la interpretación y, otra vez, a despertar de los olés de ese afición, cuando ya cayó la noche sobre la inmensa capital azteca.

Fue el debut repleto de buenas sensaciones y con paso firme para volver muchas veces más a La México, al ‘embudo’ de la avenida de los Insurgentes, la plaza más grande del mundo y que anoche se enamoró del buen toreo de David Salvador, con su aroma caro.

Los taurinos no se manifiestan

Los movimientos antitaurinos son una amenaza preocupante en todos los estamentos de la Fiesta. Manifestaciones, desórdenes públicos, violación del espectáculo, manipulaciones… alentadas y financiadas desde el grupos extranjeros perfectamente organizados, son algunas de sus formas para atacar al toreo. La última de ellas fue la polémica suspensión en la Universidad de Salamanca (USAL) de la puesta de largo de la Cátedra de Tauromaquia, decisión tomada de manera unilateral por el Rector, el antitaurino Daniel Hernández Ruiperez alegando motivos de seguridad. Los mismos motivos que, en ocasiones precedentes, no se tuvieron en cuenta en el mismo escenario. Un ejemplo fue una actividad de Emilio Botín en ese templo del saber y tener a la entrada del edificio histórico a cientos de manifestantes rabiosos de ira porque las políticas del desaparecido banquero vaciaron de sus cuentas los ahorros de toda una vida. Sin embargo ahí tragó el déspota de Ruiperez, de quien lo mejor es que está a punto de finalizar su etapa en el rectorado.

La postura del rector al suspender el acto taurino provocó una cascadas de reacciones tras marginar la cultura de la Tauromaquia dando lugar a multitud de comunicados en el escenario de una tarde donde las redes sociales echaban humo, porque la USAL cuanto antes debe poner en marcha esa cátedra como el gran centro de estudios taurinos. Sin embargo ahí las prisas, surgidas ante la impotencia, no fueron buenas consejeras, ni tampoco el obrar en caliente para organizar una manifestación inmediata en un día posterior, en horario laboral y en una fecha malísima –con la gente pensando más en los problemas del país y ya prácticamente acabada de temporada-. Como era de esperar la cifra de manifestantes no hizo más que darle alas a quienes no dejan de disparar con dardos envenenados, sin olvidar que se utilizó el mismo ‘modus operandis’ de las redes sociales y por lo tanto yendo a su pedregoso terreno donde ellos ganan por experiencia.

Los taurinos deben olvidarse que las manifestaciones están en las antípodas, sencillamente porque un arte con la grandeza y categoría de la Tauromaquia no las necesita. Los aficionados tienen el privilegio de poder manifestarte cada tarde que una plaza de toros abre sus puertas y llenar sus tendidos. Esa es la mejor manifestación y la que de verdad levanta dolores de cabeza a los anti, además de dejarlos bloqueados y sin posibilidad de maniobra. Aquí no cabe otra defensa del toreo que llenar las plaza y asistir a actos taurinos para recobrar el interés por el espectáculo. Además de exigir a las empresas toros encastados, que es el verdadero banderín de enganche de aficionados. Y lo escribo al finalizar una temporada donde se han celebrado infinidad de corridas que han sido una vergüenza, una estafa a quien pasa por taquilla y el agravante de una prensa que calla y mira para otro lado ante esa indignidad. La indignidad que da tantas cartas a los antis para seguir medrando y también echa –nos echa- a muchos aficionados de los cosos al encontrarnos fraude en vez de la grandeza del toreo a través de la integridad y la verdad.

Nadie tiene tantas puertas para manifestarte de verdad y con argumentos como los aficionados taurinos, aunque luego el ‘sistema’ que rige la Fiesta sea realmente quien atrae a tantos antis con sus tropelías. Por esa razón la verdadera manifestación taurina es llenar las plazas, seguir la Fiesta, formarse como aficionados y sentir orgullo de los valores del toreo; también exigir seriedad y protestar cuando llega el engaño del fraude, como toda la vida ocurrió. Que sale un toro sangrando-algo desgraciadamente habitual- por los pitones se llena la plaza de almohadillas y ya verás como después ya obran en conciencia.

Y es las manifestaciones para los ‘perroflautas’, que es su único escaparate, jamás para los aficionados. Porque  yendo a su pedregoso terreno donde ellos ganan por experiencia.

PD: LAS FOTOS SON DEL DIARIO DIGITAL SALAMANCA AL DIA

Victorino, en nombre de la bravura

Ahora, que te vamos a ir a decir adiós, admirado Victorino, arrojo mi gorrilla para mostrar mi orgullo por tu legado como el ganadero más grande del último medio siglo. El más aclamado y el que ha estado casi cincuenta años en figura. Nadie fue capaz de lograr tanto en base de ese talento, inteligencia natural y sabiduría que te auparon a las altares de la admiración popular gracias al orgullo de esos ‘grises’ que cada temporada escribían páginas gloriosas en la historia de la Fiesta.

 Ahora, cuando estás de cuerpo presente, recuerdo las veces que te visité en tus fincas extremeñas con la disculpa de hacer un reportaje y realmente lo que quería era escucharte para aprender de la vieja sabiduría que atesorabas. La de hombre de campo listo como el hambre que pasó a la historia tras criar toros para emocionarnos con su bravura, erizarnos la piel con sus galopadas al caballo y la manera de humillar con el morro por el suelo. Porque la casta de tus ‘saltillos’ ha protagonizado un capítulo trascendental en la Tauromaquia para perpetuar la grandeza de una sangre tan brava en tiempos que se ha impuesto el monoencaste. ¡Qué babaridad! Por eso tu mérito ha sido aún más grande. Por la dignificación que has hecho de la Fiesta.

Soy del Campo Charro y desde niño escuché comentar tu periplo por La Nava de Yeltes, la finca salmantina que arrendaste por tierras de Retortillo para dar tus primeros pasos como ganadero. Fue en el albor de la pasada década de los sesenta, antes de hacer la maleta y marchar a Extremadura para asentarte definitivamente y crear la leyenda del más grande. En Salamanca, muchas veces me lo contaste, viviste tiempos difíciles marcados por tantas ilusiones como escasez de caudales, pero allí sembraste esa semilla para recoger tan generosa cosecha al ser sabedor que para triunfar se necesita criar el toro que pide el público. El bravo. Y ese fue tu catecismo.

victorino-en-salamanca

Mediados de los años 60 en La Nava de Yeltes, por tierras de Retortillo -Salamanca-, junto a José Fuentes, El Bocho -de Santi Spiritus- y el señor Tomás, encargado de la finca       

Y desde entonces el buen aficionado te empezó a considerar, a la par que llegaba un nombre sagrado a tu ganadería, Andrés Vázquez. El perfecto socio para hacer realidad los sueños y abrir la puerta a la leyenda a raíz de que el maestro de Villalpando y ‘Baratero’ se cruzaran en el camino una tarde de agosto de 1969 en Madrid. Fue el cruce perfecto para gloria de la Fiesta y anticipo de todo lo que vendría después. Mucho antes de que Ruiz Miguel se hiciera figura con los ‘victorinos’ y llegasen los Miguel Márquez, José Antonio Campuzano, Curro Vázquez –¡qué faenón el del ‘rubio de Linares’ aquel otoño de 1989 en Madrid!, Juan Mora –impresionante en la feria de Valladolid de 1988-; o más tarde El Fundi, Pepín Liria, El Tato, Antonio Ferrera, Padilla, El Cid, Diego Urdiales, Antonio Ferrera… o Manuel Escribano con su histórico indulto a ‘Cobradiezmos’ hace dos Ferias de Abril, entre otros grandes que han honrado la sangre brava de los ‘Victorinos’.

victorino-y-andre-vazquez

El maestro de Villalpando, Andrés Vázquez, fue el primer diestro que triunfó a lo grande con los toros de Victorino Martín.

Andrés Vázquez encendió la mecha y, desde entonces, ya subido al pedestal y con Madrid entregado, puedes elegir para vender tus toros más caros que nadie. Entonces, al igual que ocurre a los triunfadores, quieren zancadillearte e incluso entre tus propios ganaderos surgen los peores enemigos. Muchos de ellos, que han heredado sus fincas y ganaderías, no admiten que un carnicero de Galapagar con escasos recursos se ponga a la cabeza y además das ejemplo siendo un trabajador incansable que sabes convivir entre las moquetas de los mejores hoteles con el duro trabajo de tu finca. Sin desaliento intentan el desprestigio y hasta se mofan llamándote el ‘paleto’ cuando tú eres el más listo y lo demuestras cada día. Porque, a Dios gracias, si en el toro han bautizado a dos personajes como paleto, uno eres tú y otro el maestro Domingo Ortega, que además de genial torero acabó siendo un hombre cultísimo. ¡Vaya con la contradicción que trae el deporte nacional de la envidia! Pero tú supiste estar por encima con elegancia natural.

Esta tarde de primeros octubre, cuando los robles de las riberas del río Árrago anuncian el invierno y el campo pide tanta agua, con los toros turreando por la tristeza de tu marcha y los vaqueros enlutados, me descubro emocionado ante tu viaje a la eternidad.

13520001_1364903850096_71_20_0_gra

 

 

Miróbriga llora a Ferino

El recuerdo de Ceferino Santos Alcalde permanecerá eterno en su querida Miróbriga, al igual que el prestigio de sus viejas piedras llenas de historia. Con su inesperada muerte dice adiós un verdadero impulsor de la vida social y cultural de esa localidad durante casi seis décadas, además de reconocido empresario que abarcó sectores desde el cárnico, hasta el agropecuario, el automóvil o finalmente el hostelero, al fundar los afamados hoteles ‘Conde Rodrigo’.

Se va un hombre inquieto, emprendedor y que cada mañana se levantaba con una nueva idea para seguir creando riqueza, porque desde la infancia ya demostró sus dotes en la carnicería familiar que regentaban sus padres, Paz y Ferino. Sin embargo la visión de Ceferino fue más allá y, una vez finalizado el bachillerato, siendo aún muy joven, el gobierno español depositó en él la confianza para trasladarse a Argentina y comprar carne para el consumo, experiencia tan enriquecedora para él. De regreso fue presidente del matadero Cramsa, junto a otras iniciativas. También conoció la cara amarga de la ruina, lo que en vez de hundirlo le hizo revalorizarse para venirse arriba, sacar lo mejor de su talento y poner en marcha nuevos proyectos que alcanzaron un enorme éxito y culminaron con sus magníficos hoteles. También promovió una residencia de la Tercera Edad, de nombre ‘Obispo Tellez’, situada en la élite del confort y categoría.

En su aspecto de mecenazgo y obra social estuvo al frente del benéfico Hospital de La Pasión, llegando a ser durante dieciséis años alcalde-presidente, para recuperarlo cuando era un lugar casi insalubre y convertirlo en un centro geriátrico de primer nivel. También fue presidente de Interpeñas, entidad que reúne a las peñas de Miróbriga y dejó el sello perpetuo de su buen hacer. Primero fomentando unas magníficas instalaciones deportivas –piscinas, canchas de baloncesto, de tenis…- que han sido un ejemplo en la región, al igual que relanzando el Carnaval de Ciudad Rodrigo en los momentos que atravesaba su peor época para alcanzar la categoría internacional que goza en la actualidad.

Amigo de altas personalidades de la vida social, política y económica, en 1978 recibió, gracias a los buenos oficios del entonces parlamentario centrista charro Alberto Estella Goytre, en su chalet de Ciudad Rodrigo –hoy hotel Conde Rodrigo II- al presidente del Gobierno Adolfo Suárez. Llegó acompañado de su mano derecha, el vicepresidente Manuel Gutiérrez Mellado, para disfrutar de un fin de semana, con tintes históricos, en esa preciosa localidad bañada por el Águeda.

Gran aficionado a la Tauromaquia –eran famosas las galas taurinas celebradas en sus establecimientos- fue amigo de numerosos toreros y hombre de la Fiesta -Jumillano, Pedrés, El Viti, Antonio de Jesús, Julio Robles, Juan Mari García…-. Sin embargo su vida fue su querido Ciudad Rodrigo, por la que tanto veló y siempre estuvo decidido a echar una mano por su grandeza y categoría. Por eso su nombre quedará escrito para la posteridad, al igual que el prestigio de sus viejas piedras llenas de historia.

Ceferino Santos Alcalde, conocido empresario mirobrigense y dinamizador de su vida social y cultural, nació el diez de diciembre de 1938 en Ciudad Rodrigo y falleció, repentinamente, en la misma localidad el dos de octubre de 2017.

Berkeley acorralada en su nido de oro y mentiras

El Campo Charro se echó otra vez a la calle para rechazar el gravísimo atropello de las minas de uranio que pretenden destrozar tan bello paraje. Cada jornada que transcurre con la conciencia más clara sobre el atropello que supone esa aberración de Berkeley, la minera sin escrúpulos que ha llegado tirando de chequera. Comprando voluntades a una población que comienza a abrir los ojos para gritar no a esa barbaridad, rodeada de tan turbias maniobras.

Ayer fue en Villavieja de Yeltes –pueblo que recientemente ha nombrado ‘non grata’ a Berkeley- contra la ampliación del proyecto de extracción de uranio conocido como Zona 7, ubicado a escasos metros del casco urbano de esta localidad. A esa Zona 7 donde tienen previsto –¡pero jamás lo harán!- excavar sobre una superficie de treinta y ocho hectáreas y hasta cien metros de profundidad para extraer uranio. Sobre el terremo, el alcalde de Villavieja, Jorge Rodríguez, dio lectura de un manifiesto para dejar claro que luchará por todos los medios legales posibles contra este proyecto y otros similares en la provincia, para lo que pidió el apoyo de todos los habitantes de la zona, alcaldes, concejales y asociaciones, a los que también agradeció el apoyo mostrado hasta este momento, haciendo especial hincapié en el rechazo unánime a la mina.

Para Rodríguez, el mensaje de esta primera convocatoria en Villavieja, que se repetirá cada último sábado de mes hasta lograr parar este tipo de iniciativas, es que: “Esta comarca puede estar envejecida y tiene problemas de paro, falta de servicios y de oportunidades para los jóvenes, pero por encima de todo ni tiene envejecido el corazón ni muerta la dignidad. Nos endureceremos ante la adversidad como lo hicieron nuestros antepasados y seguirán haciéndolo nuestras futuras generaciones. Como el ave fénix resurgiremos de nuestras propias cenizas con la dignidad intacta y el orgullo de quienes saben defender el legado de sus antepasados, una batalla a la que no se planta cara es una batalla perdida, defenderemos con uñas y dientes nuestras tierras, nuestros ríos y hogares para construir sobre ellos un futuro verdaderamente sostenible y poder legar a nuestros descendientes la misma o mejor riqueza que heredamos de nuestros antepasados”.

A su finalización intervinieron representantes de colectivos y personas a titulo individual. Uno de ellos fue el diputado provincial del PSOE y alcalde de Hinojosa, José Francisco Bautista, quien calificó de “burrada increíble, inconcebible, querer hacer aquí una perforación de cien metros de profundidad a escasos cincuenta metros del pueblo. Eso solo se le ocurre a alguien sin cabeza”, por lo que mostró todo su apoyo a Villavieja y a su alcalde, y señaló que “hay que implicar a aquellos que dan las autorizaciones para que digan no a la mina”.

 COLETILLA FINAL: Berkeley en su ignorancia, junto a la verborrea del tal Francisco Bellón -que la representa- ignora el espíritu de los charros, al igual que su orgullo natural. Ignoran que al final despiertan y cuando lo hacen ganan todas las batallas. Ahí está la leyenda de aquel grandioso paisano llamado Julián Sánchez, a quien apodaron ‘El Charro’ y llegó a los libros de historia al frenar el atropello de las tropas napoleónicas doscientos años atrás. Ahora, Berkeley, con sus manos sucias, está logrando que los cojones de los charros vuelvan a brillar para evitar esta tropelía.