‘Fado entre encinas’, en las librerías

Fado entre encinas es la última obra de Paco Cañamero, la número 31 de su particular bibliografía. Se trata de una novela basada en hechos reales. A lo largo de sus 215 páginas narra la tragedia ferroviaria sucedida en la estación del Villar de los Álamos (término municipal de Aldehuela de la Bóveda, en pleno Campo Charro).

Es también una crónica social de aquel diciembre de 1965 a través de los diferentes parajes donde discurre la obra: París, Irún, Estoril, Salamanca, Aldehuela de la Bóveda, Ciudad Rodrigo, La Fuente de San Esteban, Fuentes de Oñoro, Vilar Formoso, Pinhel, Freixo da Espada Á Cinta, Guarda, Viseo, La Fregeneda, Vitigudino… localidades todas ellas vinculadas a través del accidente ferroviario que dejó una profunda huella en la provincia de Salamanca.

En la obra aparecen infinidad de personajes de la época, además de muchos de los que colaboraron y protagonizaron una brillante labor, ejemplo de la Guardia Civil, personal de Renfe, Cruz Roja… y por encima de todos la encomiable labor del personal médico y laboral del Hospital Provincial y Residencia Sanitaria de la Seguridad Social Virgen de la Vega.

El libro, que tiene un precio de 19.50 euros ya se puede adquirir en las principales librerías y si alguien está interesado en el él y desea recibirlo en su domicilio no tiene más que mandar un correo a la siguiente dirección:

fadoentreencinas@hotmail.com

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *