La torpeza de Ponce

Enrique Ponce hace tiempo que ya es solamente la sombra de aquel gran torero que siempre hizo gala de una cabeza tan bien amueblada.

Ha si un enorme ridículo y dejar la Fiesta a los pies de los caballos en el momento que más se deben cuidar todos los detalles.

Es casposimo revivir a Franco.