Los otros ‘victorbarrio’ del toreo

Ahora todos son de Víctor Barrio. Tuvo que llegar la tragedia de Teruel y perder su vida para que muchos que nunca lo hicieron ahora lo reconozcan subiéndose a un carro oportunista. Gente que lo ninguneó y jamás le dio sitio, porque no era figura, hoy pregonan a los cuatro puntos cardinales su admiración. Aquí está sobrando un exceso de falsedad y se necesita realidad.

Su muerte ha sido muy dolorosa y un enorme tributo a la Fiesta, al igual que la de otros toreros que emprendieron ese mismo camino –desde los mitos de Joselito y Manolete, a figuras de la talla de Paquirri, Pepe Cáceres, o emergentes como El Yiyo, a luchadores de la categoría de Falcón, Mata, El Pana…–. Se merece el reconocimiento y la admiración de todos, pero seamos sensatos. Aquí, en la riada que ha traído la tragedia, hay gente que se trata de aprovechar y lo triste es que son muchos de aquellos que no le dieron oportunidades en vida, ni sitio. Sin olvidar a figuras que rechazaron compartir cartel con él ahora se ponen al frente cual si se tratase de un adalid de la causa. ¡Sean sensatos! ¡Tengan cordura!

A Víctor Barrio le costaba un mundo que le dieran sitio y el sistema no lo tragaba, porque era muy claro en su carrera y no permitía que lo pisaran o le quitasen lo que era suyo. Y ahora ese sistema trata de aprovecharse de él. También algún periodista que lo dejó de lado y hoy parece que ha sido la sombra de Víctor Barrio y no deja de reivindicarlo, cuando no habría más que buscar en las hemerotecas para poner la cara roja a estos oportunistas.

Veo bien, porque se hace justicia, que tenga una escultura en el mejor lugar de Sepúlveda, pero lo del festival/corrida de las figuras de Valladolid es otra corriente que también sobra y en la que hay demasiados intereses ocultos en su fondo, entre ellos el de formar parte del abono de Pucela. ¡Y con los toritos de Domecq! Aquí el que de verdad se anticipó a todos fue ese señor del toreo llamado Enrique Ponce, que ha sido la única figura actual que nunca dijo no a ningún modesto. Que además de un maestro -este es de los pocos toreros en activo que merece el trato- es un caballero y antes que nadie donó sus honorarios de la corrida de Cantalejo, cantidad que asciende a 36.000 euros o 40.000 si se llena –que ese día todos tenemos que ir a la villa de los trillos para que se cuelgue el ‘no hay billetes’-.

montera_2

Y otra cosa, mientras hoy todos los que lo ignoraban se rasgan las vestiduras para decir que son de Víctor Barrio, no olvidemos que en el toreo quedan muchos ‘victorbarrios’, demasiados. Son los casos de profesionales ninguneados y olvidados por el sistema en una larga, larguísima lista. De gente a quien no le dan sitio, ni echan cuentas teniendo tantas buenas condiciones como el mejor. Es el caso de dos grandiosos toreros llamados Curro Díaz o Morenito de Aranda, compañeros de la trágica tarde de Teruel y a quienes injustamente han dejado fuera de la corrida benéfica cuando eran los primeros nombres que deberían estar. O Juan Mora, que era el maestro que más admiraba Víctor.

Pero sobre todo en el toreo sigue habiendo tantas injusticias y nadie lo toma en serio hasta que viene una tragedia. Tantos muchachos a los que no le dan sitio, caso de los David Galván, Alberto Durán, Damián Castaño, Álvaro de la Calle, Javier Cortés, Gonzalo Caballero, Román…, que los tienen en el semi olvido de la manera más rastrera que existe. Y es que la muerte de Víctor Barrio debería haber servido para dignificar esas bases del toreo, que seguro que allá en la eternidad es lo que desea él. Que lo sabía mejor que nadie, porque formaba parte de ese grupo en el que luchó y tantas trabas le ponían para salir de él.

Pero sobre todo lo que de verdad es indignante es que ahora los que más son de Víctor Barrio era la gente que no le hizo ni caso. Y no olviden que hay muchos ‘victorbarrio’ en el toreo.

Acerca de Paco Cañamero

En tres décadas juntando letras llevo recorrido mucho camino, pero barrunto que lo mejor está por venir. En El Adelanto me enseñaron el oficio; en Tribuna de Salamanca lo puse en práctica y me dejaron opinar y hasta mandar, pero esto último no me gustaba. En ese tiempo aprendí todo lo bueno que sé de esta profesión y todo lo malo. He entrevistado a cientos y cientos de personajes de la más variopinta condición. En ABC escribí obituarios y me asomé a la ventana de El País, además de escribir en otros medios -en Aplausos casi dos décadas- y disertar en conferencias por toda España y Francia. Pendiente siempre de la actualidad, me gustan los toros y el fútbol, enamorado del ferrocarril para un viaje sugerente y sugestivo, y una buena tertulia si puede ser regada con un tinto de Toro. Soy enemigo del ego y de los trepas. Llevo escrito veintisiete libros -dos aún sin publicar- y también he plantado árboles. De momento disfruto lo que puedo y me busco la vida en una profesión inmersa en época de cambios y azotada por los intereses y las nuevas tecnologías. Aunque esa es otra historia.

12 comentarios en “Los otros ‘victorbarrio’ del toreo

  1. Toda la razón, en el fondo, en la forma, en lo que escribes y en lo que transmites. Verdad total, tan verdad como la muerte real de un actor (torero) en el escenario (ruedo). Pero nos duele ya la boca de clamar esta verdad que ningunea los méritos y las capacidades y los gustos de la afición. Estos ninguneadores, buscan ahora su foto, su momento, su protagonismo, a costa de la terrible desaparición de un hombre, al que negaron el pan y la sal. Da pena, si no rabia, ver el cartel, incluido en el abono de la feria de Valladolid, para homenajear a Víctor Barrio. Especulación pura y dura, manchada de sangre, restando protagonismo al único protagonista.

  2. Que razón tienes Paco de todo lo que escribes nos meten la corrida para homenajear a nuestro torero en el abono de Valladolid lo cual nos niegan la entrada a dicha corrida y nos obligan a sacar todo el abono. Nos veremos en Cantalejo para poder homenajear a nuestro Víctor Barrio.

  3. Me encanta tu artículo Paco Cañamero, es una gran verdad. Cuando vi el cartel lo primero que dije… ¿dónde está Curro Díaz? ¿y Morenito de Aranda? Yo creo que donde caben 6 caben 8, donde caben 8 caben 10, donde caben 10 caben 12. Más que ellos, me refiero a Curro Díaz y Morenito no se lo merece nadie ya que ese día vivieron la cara y la cruz del toreo ya que estaban presentes la tarde en la cual el mundo del toro perdió a un joven al que muy pocos conocíamos como persona pero sí como torero, me refiero a Víctor Bario. Pido a quien sea que incluyan los toros y novillos que crean convenientes porque hay amigos que merecen estar en ese cartel homenaje por ejemplo Morenito, Díaz, Carlos Ochoa, Daniel Menes y otros tantos a los que Víctor acompañaba y apoyaba siempre. Pienso que deberían haber esperado que a Ponce no le coincidiese la fecha para entrar en el cartel ya que es el primero que ofreció sus honorarios. #somosbarrieros

  4. Pues todo cierto… No en vano dicen que en el mundo de los toros el más legal es el toro…. por algo será. Muy mal que no estén los compañeros de aquella tardes anunciados ya que son los que se tragaron el trago y le llevaron inerte en volandas a la enfermería.

  5. Al anónimo cuadrillero1985@hotmail.com:

    No se presenta y además insulta desde el anonimato, que es el burladero de los cobardes. Si su opinión tiene firma desde luego que se publica, pero sin firma nunca. Acepto críticas y desde luego quien opina de algo –como es el caso- las debe aceptar, pero con el debido respeto. Jamás bajo el insulto y el menosprecio, que es lo que hace usted. Jamás busco el interés personal y respecto a Víctor claro que me unía una buena relación con él. Además a él lo sacaron dos grandes amigos míos –Pablo González y Josele- Por otro lado en muchas ocasiones que vino a tentar al Campo Charro me llamaba e incluso en su web se colgaban artículos míos –que él personalmente me llamaba para agradecer-. O sea no ponga en duda lo que desconoce y por favor dedíquese a otras cosas que preocuparle tanto lo que yo escribo –que bastante calamidad ha sido usted en su vida-.
    Si las figuras quieren tanto a Víctor, ¿por qué no querían torear con él? Dígame cuántas tardes toreó Víctor con figuras. Por otro la corrida benéfica de Valladolid su familia no la pidió, se encontró con ella. En definitiva sus palabras destilan odio y mentira a mi persona, pero sobre todo infinidad de difamaciones. Y realmente este caso es la disculpa, lo que querías era manchar mi nombre, algo que le encanta y se algún día resolverán los Tribunales. Porque sé quién es.

  6. Totalmente de acuerdo, cuando estas vivo,si me a puras no te conocen,y ahora se quieren apuntar y subir al carro para salir en la foto. Pero todos sabemos,quienes han estado,están y estarán. Un abrazo

  7. Olé por los buenos periodistas. Tienes toda la razón Paco, y pos eso me solidarizo contigo, puesto que a Víctor prácticamente no se le conocía, por culpa de lo que has descrito y ahora lo conoce todo el mundo, lo conozco hasta yo, que soy un humilde aficionado.
    Víctor ahora puede estar tranquilo y feliz por las palabras que le has dedicado, porque pienso que también te daría toda la razón. Que descanse en paz y mis condolencias para toda la familia.

  8. Lo he leido. Y lo comparto. Pero nada se dice del ninguneo de Tomas: para torear el “festival” quiero la fecha que tenia comprometida Ponce, o todo o nada. El negocio es el negocio. Y Ponce se queda fuera. Eso lo han dicho muy pocos medios o periodistas. Por que?.

    m

  9. Lo que nadie cuenta es que Ponce hizo eso en respuesta a que las figuras del toreo no le habían llamado para el festival como mera defensa personal.

    Lo que nadie cuenta tampoco es que Ponce no veta a toreros porque nunca ha tenido fuerza para escoger, nunca ha tenido fuerza de figura. ¿O no nos acordamos de la temporada en la que le cogió Victoriano Valencia? Como cogieron a 2 figuras, exigió más para Salamanca y se quedó fuera de: Salamanca, Valladolid, Albacete y Logroño y aquí no pasó nada.

    Y nadie cuenta tampoco por qué las figuras del G-7 no tragan a Ponce cuando todos en el toro saben que es porque fue el 1º en bajarse del carro y traicionar la causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *