Archivo por meses: octubre 2016

Un hombre que hizo gala de la simpatía

 

screenshot_2016-10-25-15-34-02

Javi ‘Charrete’ –Francisco Javier Vicente Sánchez- regresó esta mañana de otoño a su querido pueblo de La Fuente de San Esteban, para recibir sus cenizas el descanso eterno, al lado de los suyos.

Charro de pro, poco antes del funeral se le recordaba con añoranza en el ambiente de tristeza que rodea la muerte de una persona joven y tan entusiasta que apenas rebasaba el medio siglo y tenía tantas metas por cumplir escritas en la particular hoja de ruta de su vida. Desconsolados familiares recibían el pésame de amigos que desempolvaban a la puerta de la iglesia vivencias de su infancia y juventud. De aquel rubiales tan menudo y portentoso en los estudios que, ya desde niño, destacaba en las clases de don Gregorio y de don Pepe López. De quien era un rápido extremo jugando al futbol y, con su menguada figura, se escurría entre los rivales en regates imposibles. De un muchacho simpático, siempre positivo, que era la alegría de cualquier encuentro de amigos. Con un chiste nuevo en su repertorio para hacer reír a quien lo acompañaba de su interminable filón. Y con una capacidad innata para imitar a las estrellas de la época.

Como aquel año en Corpus -seguro que alguna de las pocas tardes que pudo acudir al coincidir las fiestas con los exámenes finales- y enseguida se pertrechó de unos cascos y un micrófono para ponerse a retransmitir la capea con la voz de José María García, que la imitaba a la perfección y los amigos, literalmente, se escojonaban con su ocurrencia.

Después un buen día, al finalizar los estudios y con un brillante expediente académico en la manos se marchó a Barcelona, la tierra donde su hermano Ángel Vicente –también profesional del Derecho- llegó años antes y se hizo con un nombre de postín tras desempeñar importantísimos cargos en el mundo de prisiones, siempre con la puerta abierta para tender una ayuda a quien se lo pidió. Porque esta familia, que llevaba a gala ser conocida por los ‘Charretes’, es gente de bien y con la generosidad por bandera.

A partir de entonces, Javi ‘Charrete’ volvió menos al pueblo, aunque siempre lo llevaba en el corazón y a través de las redes sociales estaba pendiente de todo lo que ocurría, además de los amigos con los que mantenía contacto para estar informado. Con uno de ellos, Paquito Canela, no faltaba la visita a su kiosco en las ocasiones que se encontraba en Salamanca y, entonces, Javi se transformaba para ser otra vez aquel muchacho inquieto que corría por las calles de La Fuente con un nuevo chiste para alegrar a sus amigos.

Fiel a las tradiciones con las que se familiarizó desde infancia mantuvo su pasión por la Unión Deportiva Salamanca –hasta el día que las malas gestiones mataron al club- y también por la Tauromaquia, arte que le entusiasmó. Y más que nadie el torero Julio Robles, de quien fue seguidor, al igual que también lo es su hermano Ángel ‘Charrete’, una institución.

Envueltos en tantos recuerdos esta mañana dijimos adiós al querido Javi antes de que sus cenizas reposen para siempre al lado de sus padres y resto de familiares en ese pueblo del que presumía y del que un día voló para comerse el mundo, soñando cada noche con volver.

 

578074_463933070346538_1994895535_n-1

Formación futbolista de un equipo de La Fuente en los primeros años de la década de los 80. Javi ‘Charrete’ es el primero de la parte inferior por la izquierda (la parte inferior la forman Juan Domingo, Alemán, Isidro, Juan Carlos y Javi).

 

El Cruce, emblema del Campo Charro

imgb4

Volver al mesón El Cruce es sentir el poso del Campo Charro en un rincón mágico y con leyenda. Es refugiarse en la raíz de esa tierra. En los misterios de su pasado y en la grandeza que la convirtió en mítica. Allí, en ese viejo mesón, hoy moderno restaurante, llamado El Cruce, en honor a su ubicación, enclavado junto a los encinares, en el que se escuchaba el turreo de los toros bravos, se guarda la esencia de la más pura charrería.

El Cruce es un rincón cargado de solera y torería adquirida a través de los tiempos. Un rincón con pedigrí y sello propio que desde finales del siglo XIX, cuando abre sus puertas, hasta la actualidad, ya superada una década y media del XXI, ha mantenido su esplendor. Y su hegemonía, sin perder la esencia que lo ha hecho grande y merecedor de una fama que se extiende por medio mundo.

Es un lugar que desprende glamour y solera. Tanta que si las paredes del Cruce hablasen se podría escribir un obra sobre el toreo que se convertiría en un bell sellers. Sus paredes son confidentes de miles de secretos, de motivaciones, de largas negociaciones entre apoderados y ganaderos, bromas entre profesionales, o de sembrar acontecimientos. Como Paco Camino una noche cenando con José Antonio Chopera y Gabriel Aguirre, el yerno de Atanasio Fernández, en cuya finca de Campo Cerrado pasaba unos días, decide allí dar el paso adelante para la encerrona en solitario de la corrida de la Beneficencia de 1970. Gesta que pasa a la historia del toreo gracias al triunfo contundente de Camino.

Si esas paredes hablasen se sabrían confidencias de Juan Belmonte en una de sus primeras venidas a Salamanca para a tentar a la finca de Angoso, en Villoria de Buenamadre y mientras esperaba el tren para marchar a Salamanca comió en El Cruce. O más tarde con nombres señeros de protagonistas, como fue el gitano Cagancho, el malogrado Manolo Granero, Victoriano de la Serna… junto a muchos más hasta llegar a Manolete, frecuente en esa casa. Manolete pasa varias veces por El Cruce y fue su punto de escala al ir de Villavieja a Campo Cerrado. O al marchar de Martín de Yeltes para San Fernando. Después, ya nadie destacado en el toreo queda sin visitar este asolerado y prestigioso restaurante. Por allí pasa Luis Miguel Dominguín, también su cuñado Antonio Ordóñez, al igual que los hermanos Girón o, sobre todo, Emilio ‘Jumillano’, fiel cliente. También fue habitual Julio Aparicio, quien pasaba temporadas en la cercana finca de Pedraza de Yeltes y buscaba un rato para ir a comer al Cruce. O con la llegada de los 60 y sus nombres míticos como Camino, El Cordobés y, especialmente, El Viti… frecuentaron esta prestigiosa casa de comidas, referencia en el mundo del toro. O más tarde gente de la talla de Paco Pallarés -siempre fiel a esa casa-, Curro Vázquez, José Fuentes, Manzanares, pero más que ninguno Julio Robles -quien además fue camarero del Cruce al despertar su vocación torera-.

imgb1

¡Cuánto me gustaría escuchar los secretos guardados en los silencios de esas paredes al llegar los taurinos y, antes de la llegada de la telefonía móvil, se tiraban del coche para alcanzar al teléfono y ponerse al día de la actualidad!

Son algunas anécdotas de las muchas que existen en ese lugar, guardián de tantas confidencias, secretos e ilusiones que brotaron un buen día al calor de su esplendor. Allí, entre la solera de su grandeza, o entre el calor humano de sus regidores. Ocurre ahora con Ángel y su familia, buena gente donde los haya. Ángel tras una vida que ve la luz en la vecina villa de Castraz y después de recorrer medio mundo, con larga estancia en Barcelona, desde hace tiempo ha encontrado la paz al frente de este emblemático establecimiento en el que ha sabido sujetar con arte las riendas de su historia, en el mismo que conviven las gentes de la zona con la torería andante que va y viene en invierno a tentar a Salamanca.

En El Cruce, que es un retazo de la historia del Campo Charro.

img-ami1a

 

 

José María Manzanares, Paco Pallares y Julio Robles, una terna en el cielo, junto en El Cruce. 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

 

 

 

El maestro Juan Mora, en una de sus visitas al Cruce en una tarde de campo invernal.

 

 

 

 

 

 

‘Latidos del Fútbol Charro’, en Madrid

‘Latidos del Fútbol Charro’, obra literaria cercana ya a agotar la primera edición, se presenta el jueves en Madrid. Será en un acto que acoge uno de los cafés con más sabor y profunda raíz cultural, el legendario Café Gijón, del Paseo de Recoletos. Concretamente en la llamada ‘cripta’, denominado de esa manera el sótano del referido establecimiento y un lugar lleno de historia tras albergar tertulias con la inmensa totalidad de las personalidades de las letras, la cultura, el espectáculo…

En esta ocasión será para hablar del fútbol salmantino que emerge en las páginas de ‘Latidos…’ y con un plantel de lujo en la mesa. Estará Sánchez Barrios, de alma salmantina y leyenda de la más brillante UDS para dejar escrita su maestría como el mejor ‘11’ de su historia, además de ser autor del gol más importante del club charro, el marcado al Betis que supuso el primer ascenso a la máxima categoría en unos días que Salamanca soñó despierta convertida en una enorme fiesta. Junto a él otra institución, como es Isidro, el incansable rubiales criado en Fuenteliante y más tarde en Guijuelo. De la localidad chacinera –de la que siempre se le consideró- pasó a la cantera de la Unión y formando parte del Salmantino llega al Real Madrid, primero al Castilla y luego al primer equipo para escribir una hermosa página durante ocho temporadas, siempre con sus goles providenciales y su entrega sobre el césped.

Un ilustre charro que no podía faltar es Luis García, el más joven de la terna y de grato recuerdo. El elegante y espigado central de Peñaranda que brilló en la UDS y de ahí fue fichado por el Mallorca para recalar después en el Atlético de Madrid y alcanzar la borla de la Selección Nacional. Grande Luis García y sobre todo un personaje que allá donde está siempre habla con añoranza de su querida Unión.

Pondrá su colofón el reconocido periodista Juan Miguel Núñez, tan amante y cercano a todo lo salmantino, tierra que siente propia y cuenta con tantos amigos. Aunque el fútbol no sea su especialidad profesional, lo cierto es que Juan Miguel es un conocedor total de ese deporte, donde su sabia palabra siempre es escuchada con atención y respeto. Durante muchos años nunca faltó Núñez a los partidos del Salamanca en los encuentros contra los equipos madrileños, desde florecientes tiempos de la máxima categoría hasta otros más difíciles en divisiones inferiores.

El acto, que comienza a las 20.30 del jueves y es público, será conducido y moderado por el periodista Carlos Mateos, siempre con su fina oratoria que llega al corazón de los presentes. Al final, en la firma de libros de esta obra que lleva un prólogo de lujo de Vicente del Bosque, se obsequiará a los presentes con un vino español.

Invitación Café Gijón_2

Huérfanos del mechón más torero

Sin nada que lo frene el tiempo corre a la velocidad de la luz y hoy nos encontramos con el quinto aniversario desde que Antoñete se fue a torear con los ángeles de la eternidad y quedamos huérfanos de él. De su personalidad arrolladora recogida en ese mechón tan solemne que fue una de sus identidades, porque era el reflejo de su empaque y torería.

Fue una ventolera de aire fresco en su reaparición soñada de los 80 y entonces, junto a la también deslumbrante torería de Manolo Vázquez, cautivó a los chavales de esa época que llegábamos a la Fiesta para identificarnos ya para siempre con la Tauromaquia gracias al particular banderín de enganche que supuso su nueva irrupción en los ruedos.
EXPOTOR22.tif Producción ABC.

Fuí muy de Antoñete en los años mozos y aún en tiempos de aquella rivalidad con Julio Robles a cuenta de un quite en Madrid que separó amistosamente a los dos maestros durante una época, pero grandiosa para el toreo por la dimensión ofrecida por ambos colosos y supuso que quienes abarrotaban esa tarde Las Ventas la abandonasen toreando de salón. Porque entre Robles y Antoñete viví dos pasiones en esa época –sin olvidar a otros muchos toreros que me cautivaron, porque casi todos tienen algo para admirar-, cuya catarata de pureza sigue fresca y presente en los almacenes de mi memoria

Chenel fue uno de los toreros más grandes que vieron mis ojos, siempre con la verdad por delante en medio de naturalidad que desprendía su torería. El más madrileño de todos –sin olvidar a Vicente Pastor, Marcial, Luis Miguel, Julio Aparicio, Teruel… que hicieron siempre gala de su madrileñismo- y al que su ciudad natal no ha correspondido con la promesa hecha de cuerpo presente para distinguirlo con una calle cuando la merecía más que nadie. Como también su recuerdo, tan presente en la afición, debería perpetuarse en un bronce.

Sobre todo porque Antoñete fue la esencia de una época y el reflejo de la más pura torería personalizada en su mechón. Ese que nos dejó huérfanos hoy hace ya cinco años.

19980624-citando-al-toro2

El Pana y su injusto olvido

 Querido Pana: Has pasado de ser un torero pintoresco y que no dejaba a nadie indiferente a estar perdido en el esquinazo de los recuerdos olvidados. No lo entiendo, ni nadie cabal tampoco, que tú, Rodolfo, que eras un personaje diferente y cortado por los patrones de la más cuerda locura, con el que todo el mundo quería tener una foto ya casi nadie te recuerde. Ni en este final de temporada se haya tributado el particular reconocimiento por tanta pasión como regalaste a la Tauromaquia. Excepto algún hecho puntual y aislado, que es un oasis en el desierto de ese mundillo tan injusto, parece que tu leyenda se la ha tragado la tierra y ni en esa plaza de Madrid, que era la meta de todos tus sueños, se ha valorado como debía tu gloria y tragedia. Es esa ley de la vida de ignorar y arrimarse por interés, como te ocurría a ti al llegar a España triunfante desde el eco de tu runrún de México que fue un volcán en la Tauromaquia y todos querían estar a tu lado.

gybekobutwle

No puedo entender ese olvido, al igual que el de Renatto, el chico peruano que murió desangrado este año tras sufrir un cornada en la modesta plaza de Malco, en el altiplano andino. Por eso hoy escribo estas líneas para denunciar la injusticia cometida contra ti, porque el olvido es la mayor de las ingratitudes. Y es que ahora que llegan tiempos de reconocimientos, de trofeos, de distinciones… nadie te ha sabido valorar en la medida que te lo mereces. O si lo ha hecho ha sido de corazón –que realmente es como se hacen las cosas- ese pequeño grupo de amigos madrileños que formabas junto a Carlos Escolar ‘Frascuelo’, el periodista Miguel Redondo, Pepe Álvarez y pocos más. Pero muy pocos, Rodolfo, porque esta vida es tan cruel e injusta que todos aquellos que corrían detrás de ti para sacarse una foto contigo y presumir ante los amigos hoy han olvidado tu recuerdo, al igual que tantos periodistas que te cortejaban suplicándote una interviú y hoy han arrojado tu recuerdo a la papelera de su ignorancia. Y eso que tu ya eres gloria de la Fiesta, porque has muerto ejerciendo lo que más feliz te hacía.

Eso sí, nunca olvides que aunque en España al final te han ninguneado –en vida ya lo hizo la empresa de Madrid dándote largas con la confirmación de alternativa-, siempre habrá gente que te admira y valora con orgullo tras hacer lo que quisiste ser en la vida: un TORERO.

Cataluña, ¿y ahora qué?

El Tribunal Constitucional ha dado luz verde para anular el veto que prohibía la celebración de festejos taurinos en Cataluña y fue firmado bajo el odio a España. Aunque en ese momento -julio de 2010- ya únicamente quedaba abierta la plaza Monumental de Barcelona como último reducto de la grandeza taurina alcanzada por Cataluña décadas antes. Hoy, esa noticia alimenta el sentimiento de los taurinos, pero dicha la verdad debe ser cogida con mesura, sin demasiado triunfalismo, porque el daño en aquella tierra está hecho. Y aunque no sea irreparable, si al menos costará un mundo volver a escuchar los timbales y clarines que anuncian la tarde de toros en territorio catalán.

No quiero ser agorero en este momento gracias a esa noticia tan buscada para esta Fiesta que, administrativamente, necesitaba sabores dulces. Porque aquí ha ganado la verdad, pero debemos ser cautos ante el futuro y tener asentados los pies en los suelos de la realidad. No podemos olvidar que recuperar la normalidad y abrir todos los domingos desde Resurrección hasta La Merced, ahora mismo, es imposible. Hoy es una utopía después que el nacionalismo y el movimiento antitaurino haya abonado el terreno para su interés y convencido a las nuevas generaciones para dar la espalda a la Fiesta; por otro lado la sabia y docta afición que hizo grande a Cataluña ya no existe, porque o ha muerto o ha desertado, aburrida después de soportar tantas humillaciones.

25025532-kp3f-620x349abc-home

José Tomás es el único torero que puede ayudar a recuperar la Monumental de Barcelona, aunque será una tarea difícil, porque le daño está hecho y enraizado.

Algo que veo posible es que Barcelona acoja algún acontecimiento extraordinario de máximo nivel. Eso creo que, conseguidos todos los permisos –y ver que la plaza está adaptada a los sistemas de seguridad exigidos hoy en la legislación europea- puedan celebrarse siempre con el nombre de José Tomás como bandera, que es quien tiene  tirón y realmente fue lo ocurrido en los últimos años de uso de La Monumental. Puede ser el paso, pero lo suyo sería también que hubiera otra actividad taurina, corrida o novillada, el día antes y con ello se pusiera a la venta una espacie de abono para las dos tardes y así, poco a poco, ganar en parte el terreno perdido. Pero en este aspecto hacen faltan empresarios con ideas, con ganas de hacer cosas y no pensar solamente en la taquilla. Porque la Fiesta debe buscar la innovación que trae la frescura y, de volver a abrirse la Monumental, ese sería el primer paso.

Aunque hoy lo más importante es esta victoria de la Democracia y la libertad frente a la dictadura del independentismo catalán que únicamente se inspira en el odio a España.

El ‘hay untamiento’ de Retortillo

fichero_194853_20161018

El pleno de la vergüenza. ¡Si viviera el espíritu de don Julián Sánchez ‘ El Charro’ no habría cojones para llevar adelante esta barbaridad!

Se consumó el espantoso ridículo del Ayuntamiento –más bien ‘hay untamiento’- de Retortillo en la medida más absurda tomada por un Consistorio contra un colectivo vecinal. Contra buenas gentes que no han hecho otra cosa que defender la grandeza, bienes ambientales y estilo de vida de una comarca.

Visualicé el video de ese pleno extraordinario –cargado de tales insensateces que hubieran sido magnífico guión para el genio de Rafael Azcona- y los ‘plenarios’ parecían caballerías alrededor de la mesa. Les faltó relinchar –rebuznar más bien- porque dadas sus maneras de obrar nacieron con los fusibles que alumbran las luces de su inteligencia fundidos. Y tampoco se puede olvidar que respaldados por otro, sujetando un porro y que parecía ser el ‘segurata’, sobre todo a tenor de airearlo poco después con malas artes contra quienes defienden a su tierra y amenazando con “cortar la cabeza” a un opositor, tratando de imitar a las bestias del Estado Islámico.

Se reunieron los ‘plenarios’ para humillar a quien trata de evitar la muerte de esa zona del Yeltes, hoy condenada a acoger las únicas minas de uranio de Europa y de albergar inmensas balsas de ácido sulfúrico a cielo abierto. Al grupo opuesto a que se respiren las cancerígenas partículas que quedan flotando en el aire tras las explosiones. Las que también tratan de evitar el cierre de uno de los mejores balnearios de España –‘Baños de Retortillo’- y ahora acaban de ser declarados ‘personas nom gratas’ por quienes han picado al cebo envenenado de una multinacional sin escrúpulos, carente de sentimientos y liderada por gente que únicamente piensa en el dinero. Es el caso de sus directivos, un tal Colilla y otro tal Santamartina, que además benefició al alcalde de Retortillo de la anterior legislatura –primo suyo- al facilitar la venta de unas tierras multiplicando el precio y recalificando el terreno para instalar la sede de Berkeley en un claro hecho de corrupción y debidamente denunciado. Eso si, a quienes deberían ser nombrados personajes ‘nom gratos’ de la comarca es al tal Colilla y al tal Santamarina que han roto la paz social de las gentes, también a esos lacayos sin principios que representan tan lastimoso papel.

fichero_194867_20161018

 El particular ‘segurata’ antes quiso arreglar las cosas por su cuenta y hasta -indeseable de él- amenazó con cortar la cabeza a un manifestante.

Todas esas salvajadas se están viviendo en un rincón que tradicionalmente se caracterizó por su armonía. Un lugar hermoso dominado por un bello monte de encinas milenarias y regado por las limpias aguas del Yeltes. Un pequeño paraíso que, ya hace años, debió ser declarado ‘Parque Natural Dehesas del Yeltes’ y pronto quedará desertizado, si sigue adelante la tropelía de estas minas asesinas. ¡Qué horror! Y ahora quienes se han enfrentado a esa auténtica mafia con las manos limpias los acaban de nombrar personajes ‘nom gratos’ por quienes representan –al dictado de Berkeley y su interés- a ese Ayuntamiento. Y ojo nada tengo contra este pueblo de vecinos –en su mayoría- honestos y que además en él se vive la charrería más pura, junto a la vecina Villavieja de Yeltes. Pero estos ‘plenarios’ merecen la peor de las descalificaciones, porque como he escrito en anteriores ocasiones dentro de unos años sus herederos escupirán en sus lápidas por venderse para matar a ese hermosa comarca charra.

No hay palabras en contra de estos indecentes que alzaron el dedo. Ridículos personajes y dañinos sociales para este Campo Charro tras venderse al dinero que llega como un cebo envenenado. Y además de esta insensatez varios ya están ‘avalados’ por la suciedad de su obrar. Uno de ellos, un jubilado regresado de la emigración madrileña, tiene escrita en su cara los rasgos de la maldad y de la mentira –no olvidemos que ya fue tránsfuga con el anterior alcalde-, o los dos concejales asalariados por Berkeley que, en sus fuera interno, deben pensar que ejercen de apóstoles de la verdad, cuando realmente son unos calzonazos que apenas han aprendido a decir de corrido el nombre de ‘Retortillo’.

Estas eminencias se han alzado al poder de ese pueblo, para ponerse al lado de la mafia de Berkeley para llegar a cabo el proyecto de las minas asesinas y protagonizar acciones como la actual, donde demuestran que nacieron con los fusibles que alumbran las luces de su inteligencia fundidos.

fichero_194857_20161018

                             A algunos concejales Dios los libró de la esclavitud de la talento.

—————————————————————————————————————-

LAS FOTOS SON DEL DIARIO DIGITAL ‘SALAMANCA AL DIA’ PUBLICADAS EN EL SIGUIENTE ENLACE:

http://salamancartvaldia.es/not/130219/tension-puertas-ayuntamiento-tras-declaracion-como-non-gratos/

 

 

¡Fascismo en Retortillo!


14716148_599428190236145_5448512144831065619_n

Nos levantamos este día de Santa Teresa atormentados por la foto que nos envían con la orden del próximo pleno extraordinario en el Ayuntamiento de Retortillo. Sin dar crédito a una tropelía impropia del 2016 que abre las puerta al más rancio ayer. Porque quienes caciquean en Retortillo han provocado que esa localidad retroceda ochenta años para situarse en el 1936 de la represión fascista. De los ‘paseos’ a quien no piensa como ellos para asesinarlos de un tiro en la nuca tras cavar su propia fosa.

¡Qué asco y qué mierda ha traído Berkeley al Campo Charro! Ha dividido a sus gentes para sembrar un ambiente de ‘guerracivilista’ entre varios de sus pueblos por esas minas asesinas que serán las únicas de uranio a cielo abierto instaladas en Europa y sellarán la muerte de la comarca en breve plazo. Hoy, para que sean un realidad, los enormes bulldozer arrancan cada jornada decenas de encinas milenarias y cavan profundas pozas al lado del Yeltes y también de los baños del afamado balneario que tiene en nómina a casi un centenar de trabajadores y en poco tiempo irán al paro. Porque se tendrá que ver obligado a cerrar las puertas debido a que su clientela busca una paz que no tendrá al lado de continúas explosiones, de trasiego de camiones y de inmensas balsas de ácido sulfúrico. Pero lo triste es que ya han comenzado los preparativos de las obras sin disponer aún de la totalidad de los permisos. ¿Se imaginan que un particular arranca una encina sin estar legalizado para ello y además en verano? ¡Directito a Topas!

Berkeley llegó al Campo Charro comprando voluntades a quien podía poner obstáculos a sus venenosas labores. Y entre ellos se hizo con el poder del Ayuntamiento de Retortillo, sabedores que esa era la principal tecla para que sonasen los ecos de su orquesta. Y después ya no tuvo escrúpulos en tener en su nómina a parte de esos concejales/personajillos, gente a quien Dios libró de la esclavitud del talento y le han llenado el estómago para que firmen en barbecho. Y también para que maten a su tierra, la de sus antepasados y donde deberían vivir las futuras generaciones, esos que algún sentirán todo el rechazo hacía ellos y seguro que escupirán en su memoria. Porque estamos ante unos seres que incluso se da el caso que dos de ellos, concejales a sueldo por la minera asesina, intentaron agredir recientemente a unos miembros de Stop Uranio que sacaban fotos del salvaje atentado ecológico.

088-b

Concejales de Retortillo asalariados de Berkeley amenazando con agredir a miembros de ‘Stop Uranio’

Sin embargo las tropelías y episodios sucias alrededor de esta mina asesina nunca han cesado desde que Berkeley se saltase las leyes a su antojo con la fuerza de su sucio dinero. Les ha dado igual la dignidad de una comarca, el medio ambiente y la naturaleza; ellos han ido a lo suyo, a destrozar, por lo que se encontraron el rechazo de una parte de la sociedad y eso que los charros son muy inmovilistas y les cuesta un mundo defender lo suyo. Pero surgió un movimiento llano y empezó a ser una china molesta en el zapato de Berkeley por lo que intentaron callarlo. Pero no pudieron comprar la dignidad de la gente, porque no todos son unos peleles como lo es el grupo de gobierno del Ayuntamiento de Retortillo, siempre a las órdenes la Berkeley. A partir de entonces llegaron las primeras demandas judiciales y ahora el rizo del rizo, el gran ridículo, el espanto a cargo del Ayuntamiento de Retortillo, un pueblo por otra parte con numerosos atractivos naturales –que matará Berkeley- y de sentimientos muy charros que fue cuna, nada menos, que del tío Frejón, una de las máximas leyendas del folclore de la tierra.

img-20161006-wa00371-b

Y es que el ridículo de ese grupo de gobierno ha venido al llevar a pleno la declaración de personas nom gratas de quienes han encabezado la lucha contra la mina, a Jesús Cruz Fernández, a José Ramon Barrueco Sánchez y a la plataforma ‘Stop Uranio’. O lo que es igual a algo tan propio de los dictadores como es matar al mensajero. Si, cómo lo leen, no es ninguna broma y sí la mayor aberración vivida -o paletada, según se mire- en ese pueblo desde la represión fascista de 1936. Y es que uno tiene claro que si ese Ayuntamiento ‘ejerce’ en esos años de la guerra a Jesús, a José Ramón y a la plataforma ‘Stop Uranio’ los pasearían para darle un tiro en la soledad de la noche. Al lado de una cuneta y debajo de uno de esos tesoros de nuestra tierra que son las encinas antes de ser arrancada por los Berkeley.

Esa propuesta en la orden del día ha sido la gota que colmó el vaso y el momento definitivo de unirnos todos para echar a Berkeley e imitar a ese Fuenteovejuna todos a una. De resucitar, ahora que es tan necesario, el espíritu de don Julián Sánchez ‘El Charro’ –quien precisamente contrajo su primer matrimonio en Retortillo- para echar a esas mafias y devolver e orgullo que nunca debió dejar perder la charrería. Y menos por esos peleles vendidos a quien sus descendientes, si no cambian, escupirán en su memoria.

 

Ponce, el caviar de la torería

Enrique Ponce acaba de protagonizar otro alboroto artístico, ahora en El Pilar de Zaragoza -aunque emborronado por su espada de hojalata-. Uno más en esta temporada donde ha sido capaz de coleccionar un racimo de faenas para enmarcar, históricas todas ellas. Desde la colosal de Madrid -también su espada-, las de Santander, Salamanca, Albacete, Logroño, la nombrada de Zaragoza y otras más en un año que va quedar escrito con su nombre. El ‘año Ponce’, el del sabor torero del caviar.

Enrique Ponce, que es la elegancia impregnada por el añejo sabor de la torería, tiene por montera el particular birrete de maestro. Su longevidad rompe los moldes del toreo y, hasta hoy, solamente la supera Eloy Cavazos y Curro Romero, aunque el mítico Faraón de Camas durante varios años apenas torease más que unas pocas corridas, pintadas para él, en Sevilla y en el rincón gaditano. Por esa razón el ejemplo de Ponce ya rompe todos los moldes fruto de una clara regularidad gracias a su técnica y adornado por la torería.

14762129797607

Ponce ha sido -junto a a José Tomás, Morante y después El Juli- la figura que enlaza el final de los Manzanares, El Niño de la Capea, Robles, Curro Vázquez, Ortega Cano… en una época que reinaba Espartaco, un diestro arrollador pero sin clase, con la nueva época del toreo. Además, en el principio del reinado de Ponce estuvo al frente del escalafón en una época que rivalizaba con Finito de Córdoba, Caballero, El Cordobés, Jesulín o Manolo Sánchez… entre otros. Así se mantuvo hasta la llegada del gran José Tomás de las temporadas 1997, 1998 y 1999, también la explosión del arte Morante de la Puebla y el infatigable ardor de El Juli, siempre adicto al triunfo. Independientemente de todo Ponce fue el rey en esa época gracias a su técnica y estética, para volver a recuperar su trono con orgullo y eso que la espada le ha quitado mucho. ¿Qué hubiera pasado si Ponce en este 2016 hubiera matado? A bote pronto les diré que se estaría hablando de una de las más grandes campañas de siempre.

A Ponce nadie le ha regalado nada y hasta vivió un año y medio de dureza desde la alternativa hasta una tarde valenciana de la Feria de San Jaime de 1991 al caerse del cartel Roberto Domínguez y El Soro aprovecha para matarla en solitario y triunfar, ya camino de todas las ferias. A partir de ahí llega un contundente e inmediato triunfo en Bilbao –plaza donde se le reverencia desde ese instante- tras desorejar al toro ‘Naranjito’, de Torrestrella que, de manera definitiva, lo hace figura del toreo. Desde entonces ha cuajado cientos de triunfos, entre ellas la histórica faena el toro ‘Lironcito’, de Valdefresno, en Madrid, al que le corta una oreja que vale más que una puerta grande. Pero en Las Ventas triunfa más veces y sale en hombros tres veces, junto a otras tantas faenas de triunfo que pinchó, sumadas a la del toro del Puerto de San Lorenzo de la feria de 2016 al que torea con su estética y reconocido gusto, pero que volvió a pinchar para cerrarse otra puerta grande. La faena anticipo de esta temporada para recordar que ayer en Zaragoza puso un pilar de oro.

Porque esta temporada ha aparecido el mejor Ponce, el de los faenones y el caviar de la torería gracias a una ambición y un hambre a cargo de quien ya lleva ¡veintisiete temporadas de matador! a sus espaldas y sobrado para volver a enamorar a las más exigentes aficiones. Las mismas que se han rendido a este valenciano que tiene por montera el particular birrete de maestro.

corridas_toros-enrique_ponce-toreros-zaragoza-toros_162247333_18757495_1706x960

Latidos del Fútbol Charro

En esta ocasión toca el mundo del fútbol a través de este libro que mañana se presenta en Salamanca. Será en un acto que acoge el Teatro Liceo a partir de las 20.30 de la tarde y cuenta con la presencia de Vicente del Bosque -prologuista de la obra- y Paco Cañamero -el autor -, bajo la moderación de Carlos Mateos.

unknown

La obra, a través de sesenta semblanzas, es un particular homenaje a aquellos salmantinos obligados a emigrar y que triunfaron fuera de su tierra en el mundo del fútbol. Son los casos de Vavá, Rodilla, Morollón, Quique, Del Bosque, Toño Torrecilla, Óscar González… O hijos de emigrantes, entre ellos nombres  de la talla de Giresse, Guti, Gajate, Patxi Ferreira… O salmantinos que disfrutaron de las mieles del éxito en la UDS y fueron a equipos superiores -Neme, Luis García, Ito, Cabrero…-.

También hay un apartado de jugadores que llegaron a la Unión y triunfaron para ser traspasados, pero aquí proyectaron para siempre su vida. Es Ángel de los Santos, quien en el Madrid dejó impronta de su talento formando inolvidable pareja con Del Bosque. Jesús Orejuela, hoy es profesor de la USAL. De Martín Vellisca. De Sánchez Barrios…

De la misma manera hay semblanzas de un grupo de chavales que aún sigue jugando. Desde Jonathan, que jugó en Primera en el Valladolid; de Jorge Alonso que ha vivido dos ascensos a la máxima categoría; de su hermano José Ángel, un puntal del Elche. O de Javier Carpio, que también sabe lo que es ascender a Primera y hoy triunfa en el Cádiz.

Además no paso de largo por técnicos y directivos. Y aquí salen Miguel Torrecilla, Rosendo Hernández Cabezas, Silvestre Sánchez Sierra, Paco Seirul-lo, preparador físico del Barcelona. Jorge D’Alessandro, que siempre que entrenaba a algún equipo foráneo al finalizar el partido lo primero que hacía era preguntar cómo había quedado la Unión.

Pero entre todos los personajes que salen en el libro hay uno que es punto de aparte por lo que ha significado. Por ser un símbolo del fútbol y un hombre con personalidad y un señorío único, pero sobre todo con esa humildad necesaria para afrontar los pasos de la vida. Como imaginarán les hablo de Vicente del Bosque, el mejor futbolista que tuvo Salamanca y quien más largo llegó, sembrando admiración por todo el mundo y de quien es un grandísimo honor ser distinguido con su amistad.

El libro, a través de sus 300 páginas desgrana infinidad de anécdotas  hasta ahora desconocidas. Muchas de ellas relacionadas con la Unión Deportiva Salamanca, también del Real Madrid, el Valladolid… o la mayoría de los grandes clubes. Por eso no debe faltar en la biblioteca de ningún futbolero.

Ya sabéis, mañana a las 20.30 en el Teatro Liceo. Allí os esperamos.

invitacion